Encabezado por Alfonso Prat-Gay, el proyecto fue presentado este jueves, e insta a incrementar de 10 a 25 el porcentaje de recaudación que reciben las provincias en forma directa, para modificar “la injusta distribución” de este tributo. La iniciativa cuenta con apoyo de diputados de todo el arco opositor.

El arco opositor en Diputados impulsó un proyecto del cívico Alfonso Prat-Gay que busca reavivar el debate por la coparticipación: los legisladores quieren incrementar del 10 al 25 por ciento los recursos que las provincias y la Ciudad de Buenos Aires reciben en forma directa de lo recaudado por el Impuesto a las Ganancias.

El proyecto -que parlamentario.com adelantó el viernes pasado- busca reparar la “injusta distribución” de este tributo. “La lógica del Gobierno es quedarse con todos los recursos, le dan al que se porta bien y el resto padece el ajuste”, explicó el autor.

Es que, según consta en el texto, el esquema de distribución actual fue establecido durante el menemismo para servir de “parche” al sistema previsional, desfinanciado por la reforma que creó las AFJP. Pero al estatizar el sistema, según Prat-Gay, el Gobierno “le sacó a las provincias 88 mil 100 millones de pesos” de la seguridad social desde diciembre de 2008.

Los diputados advierten además que, en la norma original -sancionada tan sólo un mes después de la Ley Cafiero-, quedó “injustamente excluida” la Ciudad de Buenos Aires de la distribución de ese 10 por ciento de los recursos del Impuesto a las Ganancias. Por eso, instan a incorporarla al sistema de distribución.

fuente: parlamentario web

Prat-Gay aclaró que la propuesta no modifica la Ley de Coparticipación –para lo cual es necesario un acuerdo entre todas las Legislaturas-, aunque sí se persigue “darle más autonomía a las provincias”.

El proyecto fue acompañado con las firmas de los radicales Ricardo Gil Lavedra y Atilio Benedetti, el peronista disidente Gustavo Ferrari, el socialista Roy Cortina y Carlos Favario (Demócrata Progresista).

El titular del bloque de la CC-ARI consideró que la iniciativa es “sumamente oportuna” en el marco de la discusión por el Presupuesto para el año próximo, e incluso adelantó que la podrían incluir en un dictamen alternativo al proyecto del Poder Ejecutivo.

Gil Lavedra sostuvo que el proyecto tiende a solucionar la “crisis fiscal de las provincias” y una “distorsión del federalismo” que provoca “graves desequilibrios”. “La Nación le hace pagar el ajuste a las provincias”, sentenció, y agregó que esto se ve “agudizado” por “la caída en términos reales de la recaudación, que repercute en el giro de fondos”.

Para Gustavo Ferrari (Frente Peronista), el proyecto servirá para “ver cuál es el grado de libertad de los legisladores” y a su vez para que “los gobernadores disminuyan el nivel de apriete del Gobierno nacional”. Además, el bonaerense alertó que su provincia es “una de las más afectadas por el sistema de coparticipación federal”, y que con la sanción de esta ley pasaría a recibir seis mil seiscientos millones de pesos más.

Por su parte, el socialista Roy Cortina apuntó que a pesar del “relato oficial de ‘demonización’ de la década del ’90, hay muy pocos marcos normativos para revertir la sirtuación económica que nos dejó” el menemismo. “Este es un país claramente unitario”, disparó, y celebró que el proyecto incluya a la Ciudad, ya que “el 1,4 por ciento que recibe hoy de coparticipación es un bochorno”.

También participaron en la conferencia de prensa los radicales Ricardo Buryaile y Elsa Álvarez.

 

Comments

comments