A una semana de las elecciones, el candidato opositor realizó un multitudinario acto en Caracas; ya son tres los muertos por el tiroteo de ayer

 

una semana de las elecciones presidenciales en Venezuela y horas después de que el actual presidente dijera que si el presidente estadounidense Barack Obama fuera venezolano votaría por él, el principal candidato opositor, Henrique Capriles, manifestó durante un multitudinario acto que Hugo Chávez se «enfermó en el poder» y «defraudó a los venezolanos».

«Ustedes juzguen quien está en el proceso de cambio y quién se enfermó en el poder, porque el que hoy está en Miraflores defraudó a los venezolanos», afirmó Capriles durante su cierre de campaña en Caracas realizado sobre la la céntrica avenida Bolívar.

Capriles, utilizó durante su acto una camisa con el tricolor nacional y desafió así las advertencias del ente electoral venezolano sobre uso de los símbolos patrios en campaña.

Miles de personas vitorearon al joven gobernador de Miranda mientras surcaba las calles de Caracas en lo alto de una camioneta descapotable, desde la que lanzó besos, estrechó manos y repartió las polémicas gorras con la bandera nacional amarillo, azul y rojo, que irritan al oficialismo.

 

 

UN TERCER MUERTO

«El 7 de octubre nosotros vamos a derrotar la violencia de Venezuela, nuestro pueblo está cansado de la violencia, de la división, de la confrontación, no tenían por qué caer ayer esos tres jóvenes producto de la intolerancia de algunos», afirmó Capriles, tras la muerte de tres dirigentes opositores en la ciudad de Barinitas, situada en el estado natal de Chávez.

CARAVANA DE CHÁVEZ

Al mismo tiempo, los simpatizantes de Chávez se concentraron para una caravana de su «Comandante» en Cabimas, una población pobre del estado Zulia donde la expropiación de decenas de empresas petroleras en 2009 generó una gran polémica.

«Lo primero que vamos a lograr con nuestra victoria es algo así como un poderoso seguro a retaguardia para impedir la vuelta atrás», dijo Chávez en una entrevista grabada durante la semana y transmitida esta tarde.

Chávez habló de un «poderoso cerrojo» para blindar su proyecto, lo que apuntaría a la aplicación de medidas de amplio alcance como ha hecho tras otros triunfos, ya sea en forma de cambios constitucionales o leyes radicales como las que utilizó para nacionalizar gran parte de la economía.

Cuando falta sólo una semana para las elecciones, el resultado es cada vez más incierto.

Agencias Reuters y EFE

Comments

comments