Los proveedores hoy suspender�n el env�o de alimentos a los comedores escolares, y se podr�an cortar las prestaciones del IOMA. Se detect� subejecuci�n presupuestaria y habr�a desv�o de fondos.

Los proveedores hoy suspenderán el envío de alimentos a los comedores escolares, y se podrían cortar las prestaciones del IOMA. Se detectó subejecución presupuestaria y habría desvío de fondos.

La cadena de pagos, que depende del Estado de la Provincia, se encuentra absolutamente cortada. El gobierno bonaerense tiene las arcas secas, con lo cual ya no tiene recursos para cumplir con los pagos a los proveedores, que comenzaron a recibir masivamente bonos que, en el corto plazo, se convertirán en cartón pintado producto de una inflación anual superior al 25% y de la ausencia de un mercado interno para poder utilizar esos títulos.

Un anticipo de lo que se viene ocurrirá hoy, cuando los proveedores de los comedores escolares de La Plata corten por tiempo indeterminado el suministro de alimentos. Y sería sólo el comienzo: en cualquier momento numerosos proveedores del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) comenzarían a tomar igual determinación, lo que implica un serio riesgo la salud de sus casi 2 millones de afiliados.

Desvío de fondos

Eso no es todo. Programas muy sensibles en la administración provincial relacionados con la seguridad, el mantenimiento de rutas, salud y atención a la niñez quedaron prácticamente sin ejecutar debido a que los recursos presupuestados a principios de año fueron desviados para pagar sueldos.

Eso no implica que haya cesado el clientelismo político. Porque mientras se desfinancian estos programas, se aumenta el gasto político. Por ejemplo, según datos oficiales a los que tuvo acceso este diario, la Jefatura de Gabinete gastó hasta julio de este año$ 120 millones en sueldos, cuando tenía asignado para todo el año $ 111 millones. Como se ve, en este caso hay un importante nivel de sobregasto. El principal exceso se produce en el Programa Direcciones Ejecutivas, es decir, donde se encuentran los cargos políticos de la cartera.

Como contraparte, en otras áreas se registran niveles de subjecución muy grandes. Es el caso del programa de seguridad vial, que tenía un presupuesto para 2012 de $ 264.480.400 y en siete meses sólo se gastaron $29 millones. De la misma forma ocurrió con el Programa de Política de Género, donde sólo se lleva gastado en siete meses $ 12 mil, es decir $ 1.500 por mes, y no tiene todavía personal asignado.

Sucede lo mismo en el caso los recursos que debieran ir al programa de seguridad vial (rutas, caminos, etc), donde al mes de julio se habían ejecutado $ 29.752.823 de $ 161.768.000.

En todos estos casos el nivel de ejecución al mes de julio debería ser de al menos 50%, sin embargo, en el mejor de los casos apenas superan el 30% (ver aparte). Es decir, el gobierno provincial estaría derivando recursos para el pago de sueldos, pero sin embargo esta práctica ya estaría encontrando su propio límite, dado que existen serias sospechas de que no se podrá cumplir en tiempo y forma con las obligaciones salariales en los próximos meses, incluida la segunda cuota del aguinaldo.

“A pesar de los 600 millones aportados por la Anses, y la masiva emisión de las Letras de tesorería, tenemos datos concretos que nos muestran que la Provincia no estaría llegando a pagar en tiempo y forma la segunda cuota del aguinaldo”, afirmó a Hoy el diputado provincial Walter Martello.

Ocho meses y medio de deuda

Proveedores de comedores escolares de la ciudad comienzan desde hoy un corte total del servicio, que afectará a 60 mil chicos platenses que diariamente desayunan, meriendan o almuerzan en las escuelas. Lo mismo ocurrirá en La Matanza y Mar del Plata, y si no hay pronta solución al problema se sumarían otros distritos.

Como ya adelantó este diario, la Provincia mantiene una deuda con los prestadores de este servicio desde abril, pero además, todavía se les debe también el pago correspondiente a los meses de vacaciones: diciembre de 2011, enero y febrero de 2012. En definitiva, la administración bonaerense sólo abonó los pagos de marzo y la mitad del de junio, por lo que registra 8 meses y medio de deuda, que ya supera los $ 330 millones.

Los proveedores aseguraron que siempre mantuvieron el diálogo con las autoridades provinciales, pero que ya no pueden seguir sosteniendo el servicio. Para peor, nunca recibieron los bonos prometidos para cancelar los meses de abril y mayo.

“Existe una situación estructural de desfinanciamiento”

El exministro de Economía provincial, Jorge Sarghini, se refirió en diálogo con Hoy a la situación crítica de la administración bonaerense. Aseguró que ya en el conflicto suscitado en julio por el pago del medio aguinaldo “quedó en claro que la situación de la Provincia es de orden estructural y ninguno de los fundamentos estructurales ha sido modificado, por lo tanto, la Provincia sigue teniendo dificultad para prestar de manera eficiente y con financiamiento propio los servicios esenciales: educación, seguridad, salud, justicia, y llevar adelante las obras de infraestructura necesarias”.

“Lo único que podría disimular ese desfinanciamiento estructural sería un importante crecimiento de recaudación propia impulsada por un importante crecimiento económico, como el que se vivió algunos años atrás. Pero nada hace prever que el año que viene se retomen tasas de crecimiento que traigan aumento de recaudación como los que hemos tenido previo a la crisis de este año”, destacó.

“Es difícil salir de esta situación si no se crea algún instrumento importante que modifique la relación con la Nación”, aseveró Sarghini, aludiendo a los recursos coparticipables, que el Gobierno retacea cada vez más y que algunas provincias ya han cuestionado ante la Justicia.

Por último, el exministro recalcó que “hay que tener en cuenta que bajo ningún punto de vista por la vía del ajuste del gasto se puede resolver el desequilibrio de orden estructural”.

Peligran las prestaciones del IOMA

La situación del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) sigue siendo sumamente delicada ya que la crisis de la Provincia afecta directamente al organismo. La administración bonaerense abonó el 50% del pago correspondiente a mayo a las Clínicas privadas, y lo realizó en bonos. Pero después, estos establecimientos no volvieron a recibir ningún tipo de pago, y la deuda se sigue acumulando.

Según fuentes consultadas por este diario, ya se empezaron a cortar los servicios en las clínicas de algunos distritos de la Provincia y la situación podía llegar en cualquier momento a La Plata.

Por otra parte, IOMA tampoco le está pagando a las empresas de internación domiciliaria, y ya se han registrado cortes también de estos servicios.

El organismo planea además reducir el horario de funcionamiento del área de entrega de bonos, en la sede ubicada en calle 6 entre 55 y 56.

DIARIO HOY DE LA PLATA

Comments

comments