Pese a su verborragia en actos y medios oficialistas, los diputados de la agrupación K casi no abren la boca en el recinto. Quiénes rompen el molde. De qué hablan.

Sin discurso. Acostumbrados a la verborragia virulenta de los dirigentes de La Cámpora en los medios oficialistas, actos y reuniones partidarias, varios legisladores de la oposición se sorprendieron por el mutismo de los diputados de la agrupación de jóvenes kirchneristas en el Congreso. En las 15 sesiones que ya se hicieron este año en la Cámara baja, el secretario general de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque, habló una vez, igual que Mayra Mendoza y Marcelo Santillán. Eduardo “Wado” De Pedro y Marcos Cleri, ninguna. El récord lo tiene la pampeana María Luz Alonso: se animó al micrófono y tomó la palabra en…dos oportunidades en lo que va del año.

En las 15 sesiones que hubo este año en Diputados, entre todos los legisladores provenientes de La Cámpora que integran el bloque del Frente para la Victoria, sólo pronunciaron cinco discursos: dos el 21 de marzo y otros tres en una de las sesiones más importantes del año, en la que se aprobó la reestatización de YPF, el 3 de mayo. En todos los discursos se mencionó a la presidenta Cristina Kirchner y al ex presidente Néstor Kirchner, en alocuciones ajustadas a la épica K.

“Parece mentira que alguien pueda estar en contra de una decisión histórica como la que vamos a tomar, pero algunos lo están”, arrancó Larroque la única vez que habló en el Congreso durante 2012. Se debatía sobre la nacionalización de YPF, pero el diputado sólo nombró a la petrolera una vez y dedicó su argumentación a atacar al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, los medios y las corporaciones: “Hoy es un día histórico porque recuperamos YPF. Pero hay algo aún más importante y es que hoy la política les ganó a las presiones de las corporaciones mediáticas y económicas”.

En esa misma sesión, María Luz Alonso aprovechó el debate sobre YPF para recordar la estatización también de Aerolíneas Argentinas y la gestión de otro militante de la Cámpora, Mariano Recalde, en la empresa expropiada. “Hoy Aerolíneas en muy poco tiempo ha trasformado su imagen con una gestión eficiente, renegociando todas las deudas heredadas, siendo ejemplo en el servicio, incorporando aviones nuevos a su flota y aumentando los destinos a los que conecta”, sostuvo.

A la hora de argumentar por qué acompañaba el proyecto de estatización de la petrolera, Alonso justificó: “Porque soy coherente con mis convicciones y mis ideales, pero por sobre todas las cosas voy a acompañar el proyecto, porque no tengo dudas de que de la mano de Cristina nos espera un destino mejor”.

Desde la oposición destacan también que la actividad de los camporistas es muy pobre a la hora de presentar proyectos.

FUENTE: CLARÍN

Comments

comments