María Lorena Gagliardi, candidata por el oficialismo para que sea la juez del juzgado donde se tramita la causa por la ley de Medios promovida por el Grupo Clarín, tuvo que declarar en la causa en la que se investiga el presunto pago de coimas a senadores en el año 2000.

Concretamente, actual funcionaria de un organismo que depende del jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, debió explicar las razones por las que el ex senador Remo Contanzo, uno de los acusados de recibir coimas, se contactó con ella telefónicamente el día en que presuntamente se repartió el dinero.
Galiardi trabajó desde la época de Rodolfo Barra en la Auditoría General de la Nación, junto con Javier Fernández, a quien se señala como un influyente operador del kirchnerismo en la Justicia.
El juez Rafecas, durante la instrucción del caso que hoy llegó a la instancia oral, investigó las llamadas entrantes y salientes del domicilio del ex senador peronista Cantarero. Y encontró que aparecen llamadas de Contanzo a Gagliardi y ésta le responde al celular del entonces senador Constanzo.
Según la investigación, el 26 de abril de 2000, que es el dia que se votó la ley y se habrían pagado las coimas, la sesión terminó 21.30. De ahí se fue Pontaquarto a Callao y Posadas, casa de Cantarero, y dejó la plata (US$ 4,3 millones). Cuando Pontaquarto se fue, llegó Costanzo para cobrar.
Cuando Rafecas pidió las llamadas entrantes y salientes del telefono fijo del depto de Cantarero, ahí aparecieron llamadas de Constanzo a personas allegadas a él. Una de ellas es Gagliardi.
En concreto, Costanzo llama a Gagliardi desde el teléfono de Cantarero a las 22.56, y ella le responde a las 22.58 al celular de Constanzo. La casa de Cantarero a esa hora y ese día era un lugar clave, pues era donde los senadores habrían acordado que se pagarían las coimas del Senado por la sanción de la ley laboral del Gobierno de la Alianza.
Todo lo dicho surge del auto de procesamiento decretado por el Juez Rafecas el 1 de agosto del 2005. Estas llamadas efectuadas por Constanzo desde el teléfono de línea de Cantarero a Lorena Gagliardi serían la prueba central de que Constanzo estaba ese día a esa hora en el lugar donde se pagaron las coimas.
FUENTE: CLARÍN

Comments

comments