El doctor Alejandro Salvador Cantaro, quien en las últimas horas fue designado como fiscal general ante la Cámara de Apelaciones de la Justicia Federal, manifestó que su nombramiento es un desafío, aunque admitió que ello no le genera preocupación.

 

Cantaro, quien hasta el momento se desempeñaba como juez del Tribunal en lo Criminal Nº 2, llegó al puesto luego de que el Senado de la Nación aprobara el pliego con su designación.

 

“Esto me llena de alegría y orgullo. A partir de ahora cambia el rol que desempeño dentro del proceso penal, dejando de juzgar para pasar a ser el acusador. Estoy ansioso por empezar con eso”, explicó.

 

De la misma forma, consideró que su nueva función está ligada con delitos como la evasión tributaria, la trata de personas o la comercialización de estupefacientes, “que tienen impacto en el tejido social y son interesantes”.

 

Cabe recordar que en julio pasado, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner seleccionó al magistrado bahiense, quien sacó el mayor puntaje en el concurso para ocupar el puesto, y envió su nombramiento para ser aprobado por la Cámara Alta. (LU2)

fuente: la nueva provincia

Comments

comments