Los sindicatos que representan a los trabajadores estatales de La Pampa criticaron hoy al gobernador provincial, Oscar Jorge (PJ), por haber sido, dijeron, funcionario de la �ltima dictadura militar.

Los sindicatos que representan a los trabajadores estatales de La Pampa criticaron hoy al gobernador provincial, Oscar Jorge (PJ), por haber sido, dijeron, funcionario de la última dictadura militar.

Los gremialistas agrupados en la Mesa Intersindical afirmaron que el mandatario pampeano «fue funcionario de la dictadura y debería estar en el banquillo de los acusados de la Subzona 14, como el resto de los represores», señalaron.

Además, indicaron en un comunicado que «como contador en la Provincia» durante el régimen militar «le bajó cuatro categorías (administrativas) a 16 compañeros».

En medio de un reclamo salarial que lleva varios meses, los representantes gremiales también observaron que Jorge, «durante su paso como responsable de Contaduría General» en la gestión como gobernador del justicialista Rubén Marín (1983-1987), aplicó «ajustes» a los empleados.

En tanto, recordaron que como intendente de la ciudad de Santa Rosa, el actual mandatario impulsó los contratos 247 que «flexibilizaron las condiciones de trabajo» de los empleados públicos.

La acusación de los gremios fue respondida por el gobernador, quien admitió que junto a otras «20 mil personas más» se desempeñó «en el gobierno de facto».

«Sólo trabajé 43 días en el Banco de La Pampa. No recibimos ninguna directiva especial de nadie, simplemente ocupé el lugar 43 días corridos para que la institución bancaria continuara entregando créditos a los clientes», expresó. Por otra parte, los gremialistas realizarán mañana un plenario de delegados para analizar los pasos a seguir si el Ejecutivo no los llama a negociar el aumento salarial que reclaman.

«Si no convocan a conversar a los trabajadores, continuaremos con los paros hasta poder hablar de aumento salarial como corresponde», comentó Ceferino Riela, secretario general del gremio de Judiciales.

El gobierno provincial otorgó tiempo atrás un incremento salarial anual de 24 por ciento, mientras que los empleados de la administración pública provincial piden 35 para todo 2012.

Los trabajadores públicos realizaron la semana pasada un paro por 72 horas para sostener el reclamo gremial.

HOY DE LA PLATA

Comments

comments