La fiscal sostuvo que no hay elementos que indiquen que hubo delito y de esta forma, el planteo quedó cerca de ser desechado.Por Leonardo Domínguez – Diario De Cuyo

 

La fiscal Graciela Del Pie pidió el archivo de la denuncia que interpuso Gustavo De Marchi, uno de los acusados en el megajuicio por delitos de lesa humanidad, contra la jueza provincial Margarita Camus, que actúa como querellante en el proceso. El exmilitar asegura que la magistrada les pidió a las autoridades del Penal de Chimbas que los sometan a requisas “periódicas” y “exhaustivas y le endilga incurrir en abuso de autoridad e incumplimiento de deberes. La fiscal sostuvo que no hay elementos que indiquen que hubo delito y de esta forma, el planteo quedó cerca de ser desechado.

El fiscal es el encargado de analizar si hay o no pruebas de un delito y actuar en consecuencia. Tiene dos caminos: pedir que se abra la investigación o que todo pase a archivo. En este caso, Del Pie se inclinó por el segundo y lo fundamentó. En su resolución, sostiene que no hay evidencias de lo que denuncia De Marchi y que no se cumplen los requisitos para instruir la causa.

Ahora, todo depende del juez que entiende en el caso, Juan Carlos Caballero. Con el planteo fiscal en la mano, debe decidir qué hacer con la denuncia. Si coincide con la fiscal, la mandará a archivo. De lo contrario, puede enviarla al fiscal de Cámara para que diga si se debe abrir o no una investigación. Hay que esperar la resolución, pero lo cierto es que en la mayoría de los casos el magistrado suele desechar la causa si no hay requerimiento fiscal.

Camus y De Marchi comparten periódicamente la sala que se montó en el Rectorado de la UNSJ para que la Justicia Federal lleve adelante el juicio contra responsables de presuntos delitos cometidos durante la última dictadura militar. Pero están en veredas opuestas. El ex militar, que se desempeñó en el RIM 22 en la época del golpe, es uno de los 8 acusados. Ella, independientemente de la tarea de jueza que desempeña en la provincia, es querellante porque en los años oscuros de la Argentina fue detenida ilegalmente y sometida a interrogatorios y sesiones de torturas en el Penal de Chimbas.

El mes pasado, De Machi la denunció en la Justicia local por usurpación de autoridad, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Según la denuncia, Camus habría utilizado sus influencias para ordenar que los detenidos por este proceso, sean sometidos a requisas periódicas.

Comments

comments