24 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Cómo construye el oficialismo la imagen “golpista” del 8N

Los medios pro-kirchneristas denostan el próximo cacerolazo con insólitas comparaciones. La demonización de la derecha. Pando, Astiz y Massera.

 foto perfil.com

Según explican los organizadores, el 8 de noviembre se eligió casi al azar, en un intento por dar respiro después de la multitudinaria marcha de septiembre, pero también para alejarse del (y adelantarse al) 7D. Pero la usina de medios K, la elección tiene otra interpretación, algo más conspirativa: ese día es el cumpleaños del exrepresor Alfredo Astiz y el segundo aniversario de la muerte del exalmirante Emilio Massera. Ambos datos ya son motivo de sobra para afirmar que es la “derecha” y los “sectores procesistas” los que convocan a un “golpe de Estado” contra el Gobierno.

El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, no sólo habló de las preferencias por Miami de la clase media después del primer cacerolazo. El funcionario que reparte la pauta K señaló en 6.7.8 que “en otros tiempos estos manifestantes recurrían a golpes militares, hoy lo hacen a los grandes medios para mantener esos privilegios”.

Del mismo modo piensa su antecesor, el hoy senador Aníbal Fernández: “El 8N es un invento de una facción de ultraderecha paga“. El exministro consideró que la protesta está “financiada por la Fundación Pensar, por gente de la Sociedad Rural y por viejos remanentes de lo que fuera el golpe militar“.

Golpistas en la calle. La prensa oficialista como Tiempo Argentino, deSergio Szpolski y Matías Garfunkel, dedicó varias páginas este fin de semana para denostar la protesta, a pesar de que promete ser apolítica, multisectorial y pacífica, según apuntan las convocatorias.

Tiempo Argentino publicó este domingo dos sugestivas notas: “Quiénes son los grupos que agitan la movilización opositora” y “Convocatoria de componente militar y sectores procesistas“. Para el diario, se “alienta a marchar con consignas golpistas”, al tiempo que subraya como dato de color: “Golpe de Estado: desde varios sitios se llegó a pedir que las Fuerzas Armadas dieran un golpe de Estado el 8N“.

El periódico afirmó que “desde estos sitios surgen las proclamasantidemocráticas de claro tinte fascista“. También apuntó contra fundaciones, como Despertar, cuyo director -según el diario filo K- es el exmarino Aníbal Calafell. “Se trata de una fundación estrechamente vinculada a las patronales agropecuarias Sociedad Rural y Carbap“, sugirió una nota.

El periódico asocia a Calafell con Cecilia Pando, quien posee “un amplio staff de predicadores provenientes del ámbito militar“. La imagen de Pando en los primeros cacerolazos de junio es la favorita por 6.7.8 y el programa de TVDuro de Domar para definir la protesta del 8N. También lo es para dirigentes K con fuerte llegada en las redes sociales, como Luis D’Elía, quien insiste en que que se movilizan “los ricos de Santa Fe y Callao“.

En edición dominical de 6.7.8, se presentó un informe sobre “la marcha de Clarín y del odio“, que “no es espontánea ni independiente” ya que “hay un grupo de personas vinculada a la ultraderecha, que está detrás de la organización”.

El programa ultra K situó en ese espacio político al PRO, la Sociedad Rural, la Fundación Libertad y Progreso, a la que tilda de “neoliberal y conservadora” y la Alternativa Social, “el partido neonazi de Alejandro Biondini“.

Marcha “política”. El ministro de Planificacion Federal, Julio de Vido, también incluyó a Mauricio Macri como potencial organizador. “Ya que Macri dice que se siente representado por el 8 de noviembre, sería bueno que se ponga al frente y, desde una tarima en el Obelisco, explique cuál es su plan de gobierno, si es que tiene uno”.

La agencia estatal Télam también ligó el 8N con los dirigentes de la oposición. “A pesar de su intento por despegarse de políticos opositores y mostrarse como independientes los caceroleros cuentan con el impulso, las adhesiones y el aliento de dirigentes políticos de la oposición” tales como “el sindicalista Luis Barrionuevo, las diputadas nacionales Elisa Carrió, Patricia Bullrich y Laura Alonso, los diputados Francisco De Narváez y Eduardo Amadeo, y el gobernador de Córdoba, Juan Manuel de la Sota”.

Otra mirada. En cambio, Página/12, con un talante más moderado, habla llanamente de los “organizadores de la protesta contra el Gobierno” aunque igualmente buscaron falencias de la organización al afirmar que “a través de acusaciones cruzadas, desmentidas y solicitadas, quedaron en evidencia losproblemas que tienen a la hora de ponerse de acuerdo en algo que no sea la oposición al gobierno nacional”.

De acuerdo con el diario, “la limitación a la venta de dólares, que tanto movilizó a los manifestantes del 13-S, no aparece mencionada en ningún ítem del extenso punteo”. “Los organizadores prefieren que la protesta no quede reducida a esa consigna y por lo tanto decidieron obviarla”, aseguran.

PERFIL

Comments

comments