25 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

La oposición, entre el apoyo al paro y el rechazo a los cortes de los gremialistas

Desde la mayoría de las fuerzas valoraron la legitimidad de la protesta sindical de ayer, y pidieron al Gobierno que llame al diálogo. Sin embargo, cuestionaron la metodología

 

Los ecos del primer paro nacional que tuvo que enfrentar el kirchnerismo resonaron también en la oposición, que en su totalidad calificaron las protesta como legítimas, y culparon al Gobierno por la falta de diálogo.

Sin embargo, muchos coincidieron en sus críticas a los piquetes que complicaron el tránsito en buena parte del país, aunque no lo relacionaron con el «éxito» de la medida de fuerza que llevaron adelante la CTA de Pablo Micheli y la CGT de Hugo Moyano.

 

Uno de los apoyos que más llamó la atención fue el de Mauricio Macri. En un capítulo más de su cercanía creciente con Moyano, el jefe de Gobierno porteño utilizó la red social twitter para coincidir con la protesta. 

«Nunca estuve a favor de los piquetes, ni voy a estarlo ahora; pero hay que escuchar los mensajes del paro y el 8N«, afirmó Macri, quien además utilizó a su hija Antonia para enviarle un mensaje al dirigente camionero.

«Hugo no te enojes, acá estamos con Antonia que aunque está de acuerdo con los reclamos no adhirió al paro«, tuiteó Macri, y subió una foto en la que se lo ve al lado de su pequeña hija, ministros y colaboradores.

Otros macristas también expresaron su apoyo. Tanto la vicejefe de Gobierno María Eugenia Vidal, y el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta coincidieron con Macri, aunque destacaron que no apoyaban la metodología del corte.

 

Hoy por la mañana, en declaraciones a radio Mitre, el ex vicepresidente Julio Cobos también se refirió a la jornada de protestas de ayer, y aseguró que fue una  “muestra de inconformidad muy grande”. 

Dijo que “la situación que están pasando los trabajadores hace que hayan adherido al paro”, al que catalogó como una de “las manifestaciones más grandes en la historia de la democracia.

Sobre la reacción de la Presidente, Cobos manifestó “no haberse sorprendido”. “El enojo que tiene (Cristina Kirchner) lo tiene con la gente. Con los trabajadores que adhieren a un paro y que ejercen su derecho a protestar”.

También el peronismo disidente marcó con énfasis su apoyo al paro de ayer. «El reclamo de los trabajadores es legítimo, por eso apoyo el paro, pero no me parecen bien los piquetes que cortan el tránsito. Si la Presidenta ni siquiera los escucha, sólo queda el camino de la huelga«, expresó el diputado Francisco de Narváez.

Por su parte, el mendocino Enrique Thomas calificó como un «éxito rotundo» la protesta, y aseguró que «los gremios oficialistas no han podido controlar a sus bases».

 

 

Desde la UCR, en tanto, combinaron elogios con cuestionamientos a la metodología. «El paro responde a un reclamo legítimo sobre la necesidad de que no se siga financiando el déficit del Estado con el sueldo de los trabajadores«, afirmó el diputado Ricardo Gil Lavedra.

De todas maneras, el legislador aclaró que no le gustan los piquetes «por una cuestión de principios«.

Por su parte, Miguel Bazze, uno de los principales representantes del alfonsinismo, aseguró que «el importante nivel de adhesión al paro se explica en el innegable descontento de la gente».

Quien ayer reapareció públicamente tras su entredicho con la ministra Débora Giorgi fue el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota. Si bien no apoyó el paro «porque no resuelve nada», advirtió que «cuando ocurren estas cosas, es porque están tapados todos los canales de diálogo».

 

Uno de los más efusivos a la hora de saludar el paro delsindicalismo opositor fue el líder de Proyecto Sur, Fernando «Pino» Solanas, quien calificó a la jornada de ayer como «histórica», y dijo que fue «el más grande paro convocado por la unidad de los trabajadores». 

Además, tildó a la Presidenta de «soberbia», de padecer «sordera» y la acusó de «hacerle mal al país».

También Hermes Binner acusó de «soberbia» al Gobierno, y de «no escuchar los reclamos legítimos de la sociedad». Aseguró que los trabajadores piden «no pagar el impuesto a las ganancias porque hoy sufren el deterioro de su poder de compra por una inflación que el Gobierno no reconoce».

INFOBAE

Comments

comments