22 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Los municipios de Santa Cruz funcionan como miniestados. Río Gallegos y Caleta buscan plata en nación

La situación política de la provincia, llevada al extremo de la ruptura entre el gobernador Daniel Peralta y la presidenta Cristian Fernández, ha dividido las aguas a tal punto que cada municipio es hoy un miniestado dentro del estado provincial. El desorden institucional está planteado de una manera que cada uno hace lo que quiere. El Gobernador y los Intendentes tienen más o menos plata, según sea la simpatía que tengan con la Casa Rosada.

El Intendente de Río Gallegos, Raúl Cantín, se reunió la semana pasada con la presidenta Cristina Fernández y llegó a Río Gallegos con los fondos suficientes como para pagar los salarios y el aguinaldo, antes del 21 de diciembre. Desconociendo absolutamente lo que haga la provincia, el jefe comunal optó, desde que se hizo cargo, en producir su propio sostenimiento financiero y también abrir un canal de obras desde la administración central hacia esta capital, por fuera de la intervención del gobierno de Daniel Peralta.

Capítulo aparte merece la asignación de 544 viviendas para Río Gallegos del programa Pro.Cre.Ar, que la presidencia generó a partir de fondos de la ANSES y que el gobierno reparte de acuerdo a las simpatías políticas. En el caso del Intendente Cantín, ya fue anunciado el inicio de las licitaciones para esa ejecución, en predios de la Armada en Río Gallegos.

Como es de esperar y teniendo en cuenta los hechos ventilados en dos localidades de la provincia de Córdoba, donde las empresas constructoras para edificar viviendas con créditos otorgados por el Ministro de Planificación Federal tenían “nombre y apellido”, posiblemente en Río Gallegos en unos días más tengamos a nuestra disposición el nombre o los nombres de los adjudicatarios de las obras y allí podremos determinar si lo que nuestras fuentes nos adelantaron (y que ya informamos: la cartelización) se dá tal cual nos fue referido o si por el contrario, desde el gobierno municipal han decidido hacer las cosas en forma más transparentes.

Caleta Olivia

Por su parte, el Intendente de Caleta Olivia, José Manuel Córdoba, tiene varios frentes abiertos, entre ellos la falta de fondos, la falta de agua en la ciudad, el reclamo salarial de los empleados y el enfrentamiento con el gobierno provincial, lo cual le da suficiente coraje como para ir mes a mes a la Casa Rosada a pedir ayuda y traer los fondos necesarios para cubrir los rojos que tiene la municipalidad, debido a las malas administraciones de él y su antecesor, el hoy Vicegobernador Fernando Cotillo, con quien compartió la administración comunal en estos últimos 20 años.

También en este sentido Córdoba trae fondos frescos para darle aire a su gestión, a cambio de permitir el ingreso de obras que serán manejadas directamente desde la oficina de Julio de Vido, entre ellas el acueducto, para lo cual ya se estarían disponiendo sumas millonarias, solo para los estudios preliminares de factibilidad, que estarían a cargo de una empresa de Buenos Aires.

Todos contra todos

El Municipio de Las Heras, también se corta solo en esta pelea que mantienen con Peralta y gestiona por su lado obras de infraestructuras y fondos para sostener el déficit mensual. El Intendente Teodoro Camino está siendo denunciado por sectores que son acusados de responder al gobernador Daniel Peralta, ya que el Intendente de Las Heras se ha constituido en uno de los más críticos de la gestión del mandatario.

En Río Turbio, en tanto, el Intendente Matías Mazú, ex funcionario del Ministerio de Asuntos Sociales de Peralta, carga contra cualquiera que esboza una crítica en contra de su pésima gestión al frente de la comuna, actividad en la que es reincidente por elección popular. Las gruesas acusaciones disparadas contra el gobernador no lo limita solo a la figura de Peralta, sino que se las aplica a cualquiera que se le cruza en el camino, entre ellos los medios críticos, sin dudar en acusarlos de que el gobierno provincial les paga. Mazú no acepta un no en su gestión y sin embargo está altamente sospechado de poca transparencia y habría algunas denuncias que, por el tema de reparto de tierras, estarían por caer sobre el Intendente, lo cual también, se daría en el marco de esta diputa política en la que están embarcado el gobernador y los intendentes.

A pesar de que Santa Bárbara es una festividad que convoca a toda la cuenca carbonífera y es un homenaje a la virgen de los mineros, muy cara a los sentimientos de los pueblos de 28 de Noviembre y Río Turbio, más aún despu´ñes del 14 de junio de 2004 cuando 14 mineros murieron en Mina 5, Mazú armó los actos de la semana, sin la presencia de Peralta y por su parte el Gobernador, confirmó que va a estar allí, al cierre del homenaje.

De esta manera funciona Santa Cruz: una provincia partida virtualmente y contenedora de estados pequeños que son los municipios empobrecidos, carentes de decisión propia, sin posibilidades de crecer, con comunas superpobladas, en la mayoría de los casos sin prestar los servicios necesarios a la población y todos, con grandes problemas financieros. Solo algunos, tienen la posibilidad de conseguir fondos de manera directa de Nación. El gobierno provincial está en una situación similar, con el agravante de que la relación con la Casa Rosada es cada vez más difícil de sobrellevar y hoy tiene el único anclaje en la figura del Ministro de Economía Ariel Ivovich, el único hombre habilitado para mantener algún diálogo con el gobierno central. (Agencia OPI Santa Cruz)

Comments

comments