30 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

EL CASO IMPUNE DE LAS 4X4 Y LAS MINERAS

Nadie se explica cuáles son los fundamentos para que el caso de las Toyotas 4X4 que fueron encontradas en una bodega de Ullúm desarmadas y adulteradas, quede sin detenidos y, aparentemente, con pocos avances en la investigación.

 

Los resultados de las nuevas determinaciones de la Justicia indican que, luego de haber llevado a cabo una innumerable cantidad de allanamientos y secuestros de vehículos que desempeñaban tareas en Veladero o prestaban servicios mineros para empresas de renombre, ahora el caso no cuenta con detenidos o culpables por la sustracción de las camionetas halladas.

Una gran cantidad de ellas fueron sometidas a pericias y se pudo determinar que la mayoría estaban adulteradas en motor y chasis, trabajo realizado con calidad y profesionalismo.

El caso fue descubierto el 12 de julio del año 2009, cuando la policía allanó la bodega Ansilta de Ullum, ubicada a los fondos de la Comisaría 15ª en el predio de la finca Los Caporales, donde había un galpón que funcionaba como desarmadero de los rodados, en su mayoría en perfecto estado.

La propiedad era administrada por Guillermo Criscuolo quien desde ese día nunca más fue visto ni compareció ante la Justicia para dar explicaciones.

Los pesquisas sanjuaninos llegaron al lugar por la sustracción de una retroexcavadora robada en la provincia de Mendoza, que pasó el control policial de San Carlos en un camión. La máquina fue encontrada en la bodega Ansilta y cuando los uniformados revisaron el lugar en busca de responsables, se encontraron con un gran desarmadero y negocio multimillonario de camionetas adulteradas.

El caso tomó relavancia nacional considerando que las Toyotas de alta gama obviamente habían ingresado a la provincia desde diferentes puntos del país y por la vía ilegal violando cualquier control policial.

La causa estuvo en manos de la justicia local en el 5º Juzgado de Instrucción de la doctora María Inés Roselot, quien ordenó en su momento gran cantidad de allanamientos en empresas y talleres donde reparaban las camionetas. En la causa el más buscado e imputado era Guillermo Criscuolo, administrador de la bodega Ansilta.

Su abogado Ricardo Moine logró la eximisión de prisión en la Cámara Nacional de Casación Penal y ahora la causa no tiene detenidos ni culpables.

DIARIO HUARPE

Comments

comments