22 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Mike Kelley: ingenio, poesía y asociaciones

Mike Kelley. Kissing Kidneys, 1989. Cortesía de la Mike Kelley Foundation for the ArtsArranca en el Stedelijk Museum una gran antología del artista que viajará después a París, Nueva York y Los Ángeles

Ampliamente considerado un artista definitorio de su tiempo, Mike Kelley, fallecido prematuramente este año, nos ha dejado un vasto legado compuesto por pinturas, esculturas, trabajos en papel, música, vídeos, fotografías, performances y textos críticos que exploran, desde un enfoque crítico, incisivo, y también poético, la esfera de la producción cultural y sus representaciones.

 

La exhibición que ahora presenta el renovadoStedelijk Museum de Ámsterdam bajo el comisariado de su directora, Ann Goldstein, y de Eva Meyer-Hermann, es la mayor que se haya dedicado nunca a Kelley internacionalmente y consta de 200 obras representativas de sus treinta y cinco años de carrera que al cierre de la exhibición en Ámsterdam podrán verse en el Centre Pompidou de París, el PS1 MoMA de Nueva York y el Museum of Contemporary Art de Los Ángeles.

 

Mike Kelley. John Glenn Memorial Detroit River Reclamation Project, 1968-1972. Cortesía de la Mike Kelley Foundation for the Arts    Mike Kelley. Banana Man Costume, 1981. Mike Kelley Foundation for the Arts

La organización de la muestra en principio pensaba desarrollarse en estrecha colaboración con el artista, pero su fallecimiento, además de modificar su preparación, convirtió la exposición en una retrospectiva en el pleno sentido de la palabra e hizo valorar las piezas incluidas en ella como un corpus de trabajo completo, cerrado y con pleno sentido que probablemente será objeto de más amplios estudios en el futuro.

 

 

Mike Kelley. Animal Self and Friend of Animal, 1987. Fotografía: Helene Toresdotter. Cortesía de la Mike Kelley Foundation for the Arts

 

Organizada cronológicamente, la antología ocupa prácticamente la totalidad de las salas de exposiciones temporales del Stedelijk (casi 2.000 metros cuadrados) y nos ofrece un recorrido integral por la producción de Kelley desde los setenta, haciendo hincapié en que en dicha obra no hay nada sacrosanto: las referencias a la llamada alta cultura se entremezclan con alusiones a la historia, la literatura, la música, la filosofía, la psicología, la religión, el cómic, la educación o el sexo, materias todas abordadas en pie de igualdad, sin jerarquías y desde una intencionada búsqueda de subversión.

 

+ DE ARTE

Comments

comments