20 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

La laguna que se secó y ya mató a cientos de animales

SARMIENTO

La laguna que se secó y ya mató a cientos de animales

Es la Laguna del Toro. Los puesteros están desesperados porque no tienen agua para el ganado. La sequía también afectó otras especies.Favio Cabrera – Diario de Cuyo

La sequía que ya lleva tres años en las lagunas del Sur sanjuanino se cobró otra víctima, la Laguna del Toro, en Sarmiento. El bañado que tenía unos 3 kilómetros de largo por 400 de ancho hoy sólo es una pampa de tierra resquebrajada y la falta de agua ya mató a cientos de animales en los 19 puestos que hay en la zona, por lo que los lugareños salieron a pedir ayuda. Además, al desaparecer esta laguna, fue afectada la biodiversidad del lugar, por lo que migraron aves, murieron peces y es incierto lo que pasará con otros animales salvajes.

La del Toro integra un sistema que lagunas en el que ya secaron La Balsita, del Rosario y el Embalse Grande. El panorama allí es desolador, con restos de animales a los que les quedó piel y huesos, aves carroñeras haciéndose un festín con los despojos de la muerte, cuerpos de peces que murieron retorcidos al calor del Sol y la angustia de los lugareños, que ven impotentes cómo la sequía les arrebata día tras día parte de sus bienes más codiciados, los animales que les permiten vivir.

“Éste es el tercer año seguido de sequía y llegamos a un punto crítico. Se nos siguen muriendo los animales y no podemos hacer nada. Tenemos las manos atadas”, contó Antonio Díaz, quien vive en el puesto El Tamarindo y es encargado del área que comprende territorio Sawa.

Según Díaz, en el lugar hay unas 19 familias y aunque no pudo cuantificar las pérdidas, graficó que cada puestero tenía hasta hace dos años entre 500 y 900 animales (cabras, ovejas y vacas).

Dato

Pero la falta de agua llegó a matar a más de la mitad del ganado en algunos de esos puestos.

Además, según contó Francisco Lucero, conocedor de la zona por sus trabajos científicos, la Laguna del Toro se caracterizaba por la gran cantidad de especies que vivían allí, por lo que al desaparecer su hábitat natural, murieron o migraron. “Los peces obviamente que fallecieron, se perdió el hábitat para flamencos y otras aves que migraron; y hay animales salvajes como los jabalíes que difícilmente puedan sobrevivir”, explicó. Díaz dijo que para el consumo humano sobreviven gracias al agua que envía la municipalidad, pero que igual no les alcanza.

El intendente de Sarmiento, Alberto Hensel, señaló que no les queda otra que seguir llevando agua en camiones para los habitantes, ya que contra la sequía no pueden hacer nada. “En otros puestos creemos que podemos hacer perforaciones, pero en esas zonas no hay ni siquiera agua subterránea. Ya se han hecho estudios y han perforado hasta 600 metros sin hallar reservorios”, indicó.

Comments

comments