20 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

El Oso de Oro se lo lleva Rumanía

Calin Peter Netzer vence con un ‘thriller’ sobre una madre que intenta mostrar la inocencia de su hijo

El festival registró gran protagonismo femenino

La película rumana Pozitia Copilului (La postura del hijo), de Calin Peter Netzer, obtuvo el Oso de Oro a la mejor película del Festival de Cine de Berlín. El prestigioso Gran Premio del Jurado se lo lleva a Bosnia-Herzegovina el director Danis Tanovic, por su filme An Episode in the Life of an Iron Picker. Su protagonista, el primerizo Nazif Mujic, se llevó otro Oso de Plata, el del mejor actor. A juicio del jurado que presidió este año el director chino Wong Kar-Wei, la mejor actriz del festival fue la chilena Paulina García, protagonista del la comedia chileno-españolaGloria, que dirigió Sebastián Lelio.

El Oso de Plata al mejor guión es del iraní Jafar Panahi y su colega Kambozioya Partovi por el filme Pardé, donde cuentan qué significa para un cineasta no poder trabajar por razones políticas. Panahi, represaliado por el régimen clerical iraní, no pudo pasar por Berlín para recoger la distinción.

Pese a las peticiones del Gobierno federal alemán, Partovi recogió solo la estatuilla plateada. Tras agradecer el premio advirtió de que “nunca ha sido posible detener a un artista ni a un pensador”. El premio al mejor director fue para el estadounidense Gordon Green, que presentó en Berlín su película Prince Avalanche. 19 películas, de las cuales 17 eran estrenos mundiales, competían por los osos de la Berlinale.

El Oso de Oro de honor ha sido este año para el francés Claude Lanzmann, que en 1985 conmocionó al público berlinés con el documental Shoah: 9 horas de entrevistas con supervivientes y testigos del Holocausto nazi, sin imágenes de archivo, música, ni apenas voces en off que son una referencia para cualquier interesado en la naturaleza humana.

La actriz chilena Paulina García es premiada por su papel en ‘Gloria’

Esta edición del concurso cinematográfico ha abundado en papeles y temas femeninos. Para empezar, en Gloria, que cuenta la historia de una mujer divorciada y bien entrada en la cincuentena pero empeñada en encontrar un nuevo amor. Tanto su protagonista Paulina García como el humor de la trama gustaron al público alemán. También la película ganadora gira en torno a una mujer, interpretada por Luminita Gheorghiu, que trata por todos los medios, legales o ilegales, de librar a su hijo de una condena por homicidio. Otro de los filmes, Paraíso: esperanza, muestra las tribulaciones de una niña de 13 años enamorada de su médico en un campamento donde intentan hacerle adelgazar. Lo mejor del filme es la interpretación de la joven Melanie Lenz.

La Berlinale de este año puede medirse con distintas varas: por un lado, ha sido de nuevo un gran éxito de público, con más de 300.000 entradas vendidas y considerable atención internacional que repercutirá en el turismo y en la notoriedad de la mayor ciudad de Alemania. Los organizadores hablan de 3.700 periodistas acreditados, que han contado a los lectores, oyentes o espectadores de sus más de 80 países de procedencia las exaltaciones berlinesas de estrellas mundiales como George Clooney o Matt Damon.

Todos cantan alabanzas de Berlín, pese al frío y a la nada agradecida época del año. Pero luego están los críticos de cine y los expertos, encargado de hablar del contenido de la sección oficial del festival. El prestigioso Frankfurter Allgemeine Zeitung alerta de que, desde este punto de vista, podría decirse que la “Berlinale ha sido un desastre (…) el festival necesita reorientarse”. Aunque no es una afirmación categórica, el diario protesta de que Berlín “se ha acomodado demasiado en el tercer puesto” de los festivales mundiales, por detrás de Cannes y Venecia. Aunque sea el primero en número de espectadores.

La prensa alemana alerta de que el festival debería reorientarse

Una de las críticas más extendidas es la escasez de estrenos importantes en el festival. El director de la cita berlinesa, Dieter Kosslick, disfrutó en 2012 de una tregua por la media de calidad de las películas que compitieron por los osos. Esta vez ha sido distinto. El festival busca un equilibrio entre el cine llamado “de autor” y las grandes producciones internacionales, pero en este último punto tropieza en la proximidad a los Oscars de Hollywood. Para que sus películas tengan tiempo, las productoras estadounidenses estrenan sus bazas importantes en diciembre. Películas como Promised Land, de Gus Van Sant, o Los Miserables, de Tim Hopper, ya se habían estrenado en muchos sitios antes de que se vieran en el festival de este año. En esto, Berlín tiene que conformarse con un papel de segundón.

Palmarés

Oso de Oro: Pozitia Copilului, de Calin Peter Netzer (Rumanía).
Oso de Plata, gran premio del jurado: Epizoda u zivotuberaca zeljeza, de Danis Tanovic, Bosnia.
Oso de Plata al mejor director: David Gordon Green, por Prince Avalanche(Estados Unidos).
Oso de Plata a la mejor actriz: Paulina García, por Gloria, de Sebastián Lelio (Chile / España).
Oso de Plata al mejor actor: Nazif Mujic, por Epizoda u zivotuberaca zeljeza.
Oso de Plata al mejor guion: Pardé, de Jafar Panahi (Irán).
Oso de Oro al mejor cortometraje: La fugue, de Jean Bernard Martin (Francia).
Premio a la mejor ópera prima: The rocket, de Kim Mordaunt (Australia).
Premio de la crítica internacional, sección oficial: Pozitia Copilului, de Calin Peter Netzer (Rumanía).

DIARIO EL PAÍS

Comments

comments