24 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Strauss-Kahn, su amante argentina y un libro que escandaliza a Francia

POR MARÍA LAURA AVIGNOLO/clarín

Es la jurista Marcela Iacub. Describe al ex jefe del FMI como “mitad hombre, mitad cerdo”. Y disparó la polémica.

PARIS. CORRESPONSAL – 22/02/13

Una filósofa libertaria, jurista y periodista argentina mantuvo una aventura de siete meses desde enero de 2012 con el ex presidente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, paralela a su escándalo mediático judicial. Eligió contarla en un libro íntimo, desgarrador y explosivo, que parece arrancado de las profundidades de un diván de un psicoanalista porteño.

Marcela Iacub, que llegó a París con una beca en 1989 y hoy es columnista del diarioLiberation e investigadora del CNRS, describe a DSK como “mitad hombre, mitad cerdo”. El político socialista tuvo una “relación de perro caniche” con Anne Sinclair, su millonaria esposa que lo quería jefe de Estado. Con ella estableció “la relación más poética, más densa, la más cruel, la más bella y la más fuerte de su vida”.

“Vos eras viejo, vos eras gordo, vos eras pequeño, vos eras feo. Vos eras machista, vos eras vulgar, vos eras insensible y vos eras mezquino. Vos eras egoísta, vos eras brutal y no tenías ninguna cultura.Y yo estaba loca por vos”, escribió Iacub para describir su historia de amor con el político caído en desgracia.

“Bella y Bestia” –como se titula– saldrá a la venta en la editorial Stock el próximo 28 de febrero. Pero la progresista revista francesa Le Nouvel Observateur rompió un código de no ocuparse de la privacidad de los políticos en Francia para publicar en ocho páginas un adelanto y una entrevista a Iacub, la única que dará. ¿La razón? Más que un escándalo, la obra de la escritora argentina es “un gran libro.

Es un relato intimista y una experiencia intelectual”, según Eric Aeschimann, el periodista que la entrevistó.

Iacub había escrito el libro “Una sociedad de violadores” en pleno escándalo DSK y defendió entonces al economista socialista contra los ataques del “feminismo punitivo”. Cuando el ex ministro de Economía francés la llamó para agradecerle su defensa, se inició la relación, con un mensaje de texto.

Marcela se remonta a las comparaciones animalescas en la literatura francesa para justificar el comportamiento de su amante y, al mismo tiempo, describirlo. “Aun cuando mi pasión era tan fastuosa que yo hubiera cambiado mi futuro contra una hora en tus brazos, yo jamás dejé de verte tal como sos: un cerdo. Es mi compasión por esos animales denigrados que ha despertado mi interés por vos. Vos eras el gran perseguido, el chivo emisario”, escribió para explicar su interés en un personaje caído del pedestal, con sus aspiraciones presidenciales hechas trizas después de ser detenido por presunto abuso sexual a una mucama africana en la suite del hotel Sofitel en Nueva York.

“Vos te comportás como un desagradable cerdo. Vos no eras más la víctima de la sociedad sino mi agresor, mi torturador. Yo me dije: ¿para qué continuar llevándolo de tribunal en tribunal, de violación a violación? El será más útil transformado en jamón. El podría alimentar a los contribuyentes en vez de costarles”, sugirió en el adelanto de su libro en la revista. La filósofa continuó: “Será necesario que el cerdo, en vez de ser tu inferior, tu prisionero, tu esclavo, tu arma, se vuelva tu patrón. Ese día transformarás tu esperma en tinta. Te podrás desembarazar de todas las trabas que se interponen entre tu deseo y tu placer”.

Al mismo tiempo, para Marcela hay que ser un cerdo para “encontrar normal que una miserable inmigrante africana te chupe la pipa sin ninguna contrapartida, justo para darle placer, sólo para rendir un bello homenaje a su poder”. Su detención y las acusaciones por la supuestafelatio con la mucama africana le costaron a DSK su cargo en el FMI y sus aspiraciones de precandidato presidencial. Marcela disecó su caída: “Aquí está tu verdadero error, tu única falta imperdonable. Has pretendido que estabas listo a dar tu sangre por la patria cuando, en realidad, te servirías de esa patria para liberar tu esperma incontenible”. Enseguida agregó: “Habrías transformado el (Palacio del) Eliseo en una gigante boite de swingers . Te habrías servido de tus asistentes comocafishos organizadores de partusas, de expertos en el arte de satisfacer tus pulsiones más oscuras”.

Iacub también entrevistó a Anne Sinclair, esposa aún de DSK, mientras duraba su affaire con su marido. Sinclair le había ofrecido escribir una columna en The Huffington Post, que Marcela rechazó. “No era un procedimiento muy leal pero había cosas que yo no alcanzaba a comprender de la psicología de DSK. Eso de que miente mucho y todo el tiempo porque antes que nada se miente a sí mismo”, explicó en la entrevista con Le Nouvel Observateur. “Ella me dijo la frase que yo transcribo en este libro: ‘No hay ningún mal en hacerse chupar por una mucama’. Para ella, el mundo está dividido entre los patrones y los servidores, entre los dominantes y los dominados. Eso me asustó un poco. Como si uno viviera aún en el Ancien Regime ”, continuó.

El rol de Anne Sinclair y sus millones de dólares fueron analizados brutalmente por Iacub en su libro: “Muy pocos saben que tu mujer ha hecho de vos su caniche. Vos no podés imaginar dejarla porque a esta vida de lujo es imposible renunciar. Te has vuelto su caniche. Un macho que se siente un miserable caniche”, escribió.

Anne Sinclair envío una carta a Laurent Joffrin, editor de Le Nouvel Observateur, preguntando “cómo por razones mercantiles podrían descender tan bajo hasta la abyección” y los acusó de permitir “la maniobra de una mujer perversa y deshonesta”. DSK, separado pero no divorciado de Sinclair desde agosto del 2012, planteó en una carta a Jean Daniel, respectado director de la revista, su desagrado por la conducta de “una mujer que seduce para escribir un libro”, expresó su “náusea” frente a la publicación, y dijo que estudiaría “todas las vías legales para combatir esta abominación”.

 

 

Comments

comments