20 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Arte núbico, el campo de la sensibilidad pura

Una muestra antológica de Mireya Baglietto; más un ciclo de lectura de textos inéditos, un breve poemario de Ricardo Cabral y una nueva edición del Premio Braque.

POR MARIA LUJAN PICABEA

Miradas núbicas, la muestra antológica de Mireya Baglietto se exhibe en el Palais de Glace (Posadas 1725) hasta el 14 abri.

Uno anda con un espejo rectangular justo debajo de la línea de la mirada. De modo que lo que pende del techo parece emerger del espejo, de uno mismo. Hay algo de pasaje, de trance en el acto de dejarse flotar entre esos espacios núbicos. El cuerpo se afloja y uno deja de pertenecerse, deja de experimentar los límites de sí mismo. Uno es eso que emerge, que brota del espejo. La muestra antológica de Mireya Baglietto Miradas núbicas –en el Palais de Glace (Posadas 1725) hasta el 14 abril–, más que una exhibición es una vivencia sensible. “Esto no es fotografiable, es una experiencia. Yo digo que es como hacer el amor. A una persona que nunca lo hizo se le pueden contar muchas cosas pero nada se compara a la experiencia, la propia, que no será igual a ninguna otra”, dice Baglietto sentada en el centro de la planta baja del Palais, mientras manipula unos lienzos. El secreto del Arte Núbico, que la artista comenzó a desarrollar en los 80, se yergue sobre un montón de telas, piolines, cintas, texturas, colores y espejos. “En un momento de mi vida me di cuenta de que todo lo que pensamos, sentimos, organizamos y vivenciamos depende de la condición tiempo/espacio y que la única forma de transformación del sistema de pensamiento es salir de allí eliminando la gravedad”, cuenta. Sus espacios núbicos indagan en las cuestiones más esenciales del universo y la materia, dice, “son campos de estimulación sensorial” con los que la artista apela al espectador sin pasarle un guión, “sin bajarle las pautas de la cultura”, resume. Baglietto se mete en el mundo sensible y derriba, con telas, espejos, sonidos y texturas, años de respuestas aprendidas. “Lo que hago es cambiar el rol del observador al de un cocreador y eso lo vivo como un salto cultural”.
Transpapelados, un ciclo de lectura  de textos inéditos

“Vemos en los ciclos literarios ámbitos valiosos en la medida en que, lejos de la idea de lectura como práctica solitaria y silenciosa, proponen una experiencia literaria plural y viva, lo que también está directamente vinculado con un modo de circulación por fuera del libro (y por lo tanto del índice). Los textos, en todo caso, y a partir del juego de las confluencias, llegan a indizarse en un punto de acceso a la escritura actual”, comentan Jerónimo Moretti y Ariel Pichersky, escritores y responsables del ciclo “Traspapelados. Lecturas caídas del índice”, que comienza el jueves 28 a las 19 en la Casa del Bicentenario (Riobamba 985) y tendrá lugar los últimos jueves de cada mes. El ciclo, cuentan,
convoca a escritores emergentes y consagrados bajo la consigna de que traigan textos inéditos, “es una pauta democratizadora y que garantiza la vitalidad que buscamos en la experiencia literaria”. El jueves leerán Moretti, Pichersky, Nicolás Hochman y Julia Coria, con música de Pablo Krantz.
Letras y músicas independientes

“Todavía llueve y es aguacero/ niebla rayo estruendo/ la ventana abierta/ la música/ viene de lejos /Es la hora/ levántese/ levántese del suelo:/ ha salido el sol”. Los últimos versos de Escuchando el sol, un breve poemario de Ricardo Cabral que reúne textos recientes y otros que vienen de lejos. Todos habitados por una voz pequeña, que pica y pica constante como un pájaro carpintero en un tronco lejano. Escuchando el sol se presentó el sábado pasado en la ciudad de Córdoba y hoy, sábado 23, se lanza en Buenos Aires –a las 20 en Ultra (San Martín 678)– con una puesta en la que 15 músicos independientes –Fernando Caballero, Pablo Reche, Tomás Ferrero, Pablo Mariño, Canu, Fabricio Morás y Santiago Guerrero, entre otros–, se cruzan entre sí y crean a partir del libro editado por “Esta vida no otra”, plataforma que además lanza el póster Estoy harto del cielo, texto de Alejo Carbonell ilustrado por Magda Argüello Pitt.
Vuelve el Premio Braque de arte

Con una muestra –que inauguró el 21 en el Muntref (Valentín Gómez 4838, Caseros)– de la que participan 25 artistas preseleccionados, vuelve el Premio Braque, presentado por la Embajada de Francia en la Argentina y la Universidad Nacional de Tres de Febrero, con el deseo de contribuir a la inserción del arte contemporáneo local en el mapa internacional. Entre los seleccionados (Marcelo Abud, Hugo Aveta, Gabriel Baggio, Diego Bianchi, Viviana Blanco, Joaquín Boz, Eugenia Calvo, Leonardo Damonte, Julián D’Angiolillo, Leticia Obeid El Halli, Verónica Gómez, Mauro Guzmán, Mauro Koliva, Paula Landoni, Martín Legón, Catalina León, Valentina Liernur, David Maggioni, Adriana Minoliti, Santiago Porter, Marisa Rubio, Andrés Sobrino, Leandro Tartaglia, Mariana Tellería, y Leonello Zambón) se elegirá un primer premio que recibirá una estadía de 4 meses en París durante el segundo cuatrimestre de 2013.

revista ñ

Comments

comments