26 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Incidentes en los actos por los 37 años del último golpe

La Cámpora y grupos de izquierda se enfrentaron por el control del espacio donde se recordó a las víctimas

Por Jaime Rosemberg  | LA NACION

Estela de Carlotto terminaba de leer en el escenario la proclama con repetidoselogios a la política de derechos humanos del Gobierno cuando frente a la Catedral comenzaron los empujones, los insultos, los escupitajos y la violencia apenas contenida.

«¡Dejen pasar, la plaza es de todos!», gritaban forzudos militantes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y del Partido Obrero, cabezas de la manifestación de la izquierda que desde hacía casi cuatro horas esperaba paciente en los alrededores de la Plaza de Mayo. «¡Gorilas, váyanse con [Mauricio] Macri!», gritaban jóvenes de La Cámpora y Unidos y Organizados, mientras el grueso de las columnas kirchneristas emprendía la retirada de modo veloz.

La escena, pocos minutos antes de las 19, fue la postal de una Plaza de Mayo dividida esta vez enla conmemoración del 37° aniversario del golpe militar de 1976.

Los apretujones, las acusaciones cruzadas y las escenas violentas, que de milagro no redundaron en muertos y heridos, se dieron ante la pasividad total de la escasísima presencia policial en la zona y contrastaron con el mensaje pacificador que la presidenta Cristina Kirchner había dado horas antes a través de Twitter. «Cuando se atenta contra la democracia, se atenta contra la forma de vida en que queremos vivir todos los argentinos», escribió la Presidenta, y aludió a «un recuerdo que no es patrimonio de ningún sector político de la Argentina» (ver aparte).

En la plaza, y durante muchas horas, todo se tiñó de color kirchnerista, mientras los grupos de izquierda (MST, PTS, CCC, PO, MAS, Libres del Sur y otras agrupaciones menos numerosas) se concentraron en la plaza Congreso e improvisaron su propio acto en el Obelisco, con la esperanza de llegar a la Plaza de Mayo luego del acto de las organizaciones ligadas al oficialismo: Abuelas de Plaza de Mayo, Madres-Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos e Hijos, entre otros.

 

 
La izquierda sólo pudo ingresar a la plaza hacia las 19. Foto: Dyn y Télam

 

Desde las 15 comenzaron a llegar gruesas columnas, entre las que se destacaban La Cámpora, JP Evita y Kolina, entre otras. Para matizar la espera, la llamada juventud kirchnerista de izquierda improvisó frente a la Catedral (vallada, y con tres policías custodiando su puerta) el juego «Baje su propio cuadro», con las caras de Jorge Lanata, Mauricio Macri, Héctor Magnetto, Mirtha Legrand, entre otros.

A centímetros, varios vendedores ambulantes ofrecían el merchandising del Papa, a quien el kirchnerismo no aludió en todo el acto (ver aparte) a pesar de las críticas que le hicieron hace 15 días por su presunta participación en la dictadura.

A las 18, luego de la presentación de distintos grupos musicales como La Chilinga, los organizadores leyeron una extensa proclama, con elogios a la política de derechos humanos de Cristina y Néstor Kirchner. También hubo alusiones a la «democratización de la Justicia», que hoy parece estar en la agenda del Gobierno.

«El Poder Judicial sigue estando al servicio de unos pocos. No nos representan los jueces de la dictadura, que traban la vigencia de la ley de medios», rezaba en uno de los párrafos el texto leído por los organizadores. «Es urgente democratizar la Justicia, a la que le falta pisar la calle, oler al pueblo, caminar la realidad», agregaron. Cuando le tocó leer, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo apuntó a la «complicidad civil» con la dictadura y apuntó a una lista de empresas y medios de comunicación, entre ellos Clarín y LA NACION. También reclamaron novedades de Jorge Julio López y pidieron por el «esclarecimiento» del denominado Proyecto X, de espionaje a dirigentes políticos y sociales.

Cuando Carlotto terminaba de leer el texto consensuado comenzaron los incidentes. «Logramos quebrar la provocación del Gobierno, que intentó evitar que las columnas del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia (EMVyJ) lleguen a la plaza», afirmó el dirigente del PTS, Christian Castillo.

 

 
Estela de Carlotto cuestionó a la Justicia. Foto: Dyn y Télam

 

Una hora después era la izquierda antikirchnerista la que decía lo suyo en la Plaza de Mayo, a metros de la Casa Rosada. «El Gobierno, que apoya [la otra marcha], ya no tiene más un discurso coherente sobre el tema derechos humanos desde el momento que ha pasado a un pacto con la Iglesia argentina», afirmó Jorge Altamira (Partido Obrero). «El Gobierno llama a marchar por una justicia democrática, ligada a su campaña por «democratizar la Justicia», es decir, para lograr jueces afines», criticó José Castillo, de Izquierda Socialista.

Luego de leer su proclama, la izquierda desalojó la plaza, que estuvo otra vez dividida entre kirchneristas y antikirchneristas en un nuevo aniversario del golpe militar.

LOS TUITS DE LA PRESIDENTA

 

  • @CFKArgentina : 24 de marzo, un aniversario que no quisiéramos tener los argentinos, pero que tenemos la obligación de recordar

 

 

  • @CFKArgentina : Un recuerdo que no es patrimonio de ningún sector político de la Argentina

 

 

  • @CFKArgentina : Cuando se atenta contra la democracia, se atenta contra la forma de vida en que queremos vivir todos los argentinos

 

 

  • @CFKArgentina : Entendamos que esta [sic] es una fecha de la democracia, que tanto costó recuperar y debemos asegurar: Lo que pasó no fue por casualidad

Comments

comments