29 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Francisco asumió como obispo de Roma

POR JULIO ALGAÑARAZ/ CLARÍN

Es el cargo que ocupa como Papa. Durante la ceremonia fue muy aplaudido y dijo: “Dios tiene paciencia, los impacientes somos nosotros”. Antes había participado de un homenaje a Juan Pablo II y fue saludado por una multitud.

VATICANO. CORRESPONSAL – 07/04/13 – 14:58

Francisco asumió hoy como obispo de Roma, el título y el cargo que le confieren la condición de Papa ‘Pastor de la Iglesia Universal’ y expresó: “Dios tiene paciencia, los impacientes somos nosotros”.

 

La ceremonia se realizó en la catedral de la Urbe, San Juan de Letrán, que entre los siglos IV y XIV fue la sede del pontificado trasladado desde entonces al Vaticano. El Papa recibió el saludo de pie y se sentó después en la Catedral, un trono de marmol junto al altar mayor de la basílica. Allí recibió un largo e intenso aplauso de todos los presentes: cardenales, cuerpo diplomático y el clero de Roma.

 

La ceremonia se desarrolló de acuerdo a un antiguo rito que se inició con el beso por parte del Papa argentino del crucifijo. Al entrar, fue acogido en procesión por 16 personas en nombre de la Iglesia de Roma, quienes hicieron acto de obediencia. Junto con los eclesiásticos, religiosos y monjas, le rindieron homenaje también dos jóvenes y una familia con cuatro chicos.

 

Dios tiene siempre paciencia, no es impaciente como nosotros que esperamos todo enseguida, incluso con las personas”, dijo Francisco al comenzar su homilía, en la que reiteró los temas que viene desarrollando desde que lo eligieron pontífice, el 23 de marzo. “Quien ama comprende”, dijo y agregó: “Ese es el estilo de Dios”.

 

Francisco recordó “cuántas propuestas mundanas sentimos en torno a nosotros, pero dejémonos aferrar con la propuesta de Dios, porque la suya es una caricia de amor”. Y siguió: “Para Dios no somos números, somos importantes, lo más importante que él tiene, aunque seamos pecadores”.

 

El Papa confió que, en su vida, “he visto tantas veces el rostro misericordioso de Dios, su paciencia. La paciencia de Dios debe encontrar en nosotros el coraje de volver a él”.

 

Antes de que comenzara la ceremonia, el Papa asistió a la inauguración de una plaza próxima a la basílica a Juan Pablo II, descubriendo además una placa con el nombre del pontífice polaco, que Francisco aplaudió y bendijo.
Después se subió a un pequeño auto blanco abierto rumbo a San Juan de Letrán y en el recorrido fue saludado por una multitud que le lanzaba flores y le elevaba a los niños para que los bendijera.

Comments

comments