28 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Amenaza de piquete en Uruguay por la restricción de compras en la Argentina

En el primer día del «cero kilo», que busca evitar que los uruguayos aprovechen la diferencia cambiaria con el país, hubo protestas de vendedores de zonas fronterizas

 Ante la diferencia cambiaria entre ambos lados de la frontera, especialmente por el valor del dólar en el mercado paralelo argentino, el gobierno uruguayo comenzó a implementar ayer la política de «cero kilo», para limitar las compras con la Argentina. En su primer día, la medida resultó efectiva aunque ya despertó protestas e incluso amenaza de piquetes.

La decisión de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) provocó una fuerte reacción entre los vendedores informales de las localidades fronterizas uruguayas, quienes se quejaron porque la medida afecta sus ingresos al no permitirse comercializar productos comprados en la Argentina.

Según el diario El País, de Uruguay, poco después de que comenzó a implementarse la medida, unos 100 vendedores informales concurrieron a las dependencias aduaneras y a la sede del gobierno municipal para reclamar por fuentes laborales o, en su defecto, que se habilite el pasaje de determinadas mercaderías para poder sustentar el ingreso económico de unas 1500 familias que viven de ese negocio, conocido allí como bagayo.

En Paysandú tuvo lugar la manifestación más importante, cuando vendedores intentaron comenzar un piquete en el puente que une la ciudad fronteriza con la localidad entrerriana de Colón. Sin embargo, los manifestantes fueron rápidamente disuadidos por personal policial y de Prefectura.

«Nos cortaron los brazos y no aguantamos ni un mes esta situación porque no somos capitalistas y vivimos el día a día con el bagayo», dijo al matutino uruguayo uno de los voceros del grupo de manifestantes que se formó ayer en Salto, Angeli Filippini.

La agrupación, que nació ayer mismo, advirtió que «la lucha recién comienza» y que se plantean una serie de movilizaciones, que podrían incluir una protesta en la Ruta 3 el jueves próximo, cuando el presidente, José «Pepe» Mujica, tiene previsto una visita a un establecimiento agrícola de la zona de Zanja Onda.

«Nos dejaron en pelotas. ¿Qué hago yo ahora para mantener ocho bocas que tengo en mi casa, recién ahora se dieron cuenta que existe el bagayo cuando hay unas 6000 personas en Salto que vivimos de esto?», dijo otro de los manifestantes.

La realidad es que la medida logró el efecto deseado por las autoridades uruguayas. Según fuentes de la DNA, el tránsito tuvo un descenso de entre el 30% y 35% en los pasos fronterizos y en Salto y Paysandú se procesaron algunos documentos de incautación de mercadería.

En el primer día de implementación de la medida, en Salto, redujo el tránsito con Concordia en un 80%, según las estimaciones de funcionarios que cumplen tareas en los puestos de control. En Fray Bentos, en tanto, el comisario Antonio Dalloglio, de la Dirección Nacional de Migraciones en Fray Bentos, indicó que prácticamente ningún uruguayo cruzó por el puente San Martín hacia Gualeguaychú para hacer compras.

En Paysandú, fuentes del Área de Control Integrado del puente general Artigas dijeron a El País que la gente acató la nueva normativa y prácticamente no hubo tránsito hacia Colón, con apenas algunos vehículos y algún turista.

QUÉ ES EL «CERO KILO»

La política de «cero kilo» busca evitar que los uruguayos viajen a la Argentina para hacer compras y regresar en el día, una práctica cada vez más común por la pérdida de valor del peso argentino en el mercado ilegal. La medida respondió a un pedido de las cámaras uruguayas de industriales y comerciantes, que destacaron la necesidad de «preservar las fuentes de trabajo», después de meses en que muchos uruguayos cruzaron la frontera para comprar productos más baratos que en su país.

Según El País, la diferencia cambiaria lleva a que en varios productos alimenticios haya una diferencia de precio mayor a 20 pesos uruguayos (casi 10 pesos argentinos).

Incluso, según un relevamiento de ese diario, el cambio es conveniente para el uruguayo si ingresa a la Argentina con dólares. «Si se cambian dólares ilegalmente, hay 10 productos de la canasta relevada con precios al menos un 50% más baratos en Buenos Aires. El máximo ahorro se obtiene en los botines de fútbol: un 75% menos allá».

 

 

 

Infografía El País

Comments

comments