23 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

LOS ESCRACHES EN ESPAÑA: Sáenz de Santamaría condena el escrache ante su casa: «Es el terreno de mi vida y de mi familia»

  • Fernández Díaz defiende que la actuación policial es similar en todos los casos
  • Las plataformas contra los desahucios organizaron una protesta el viernes
  • Izquierda Unida pide explicaciones a Interior sobre las sanciones
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha mostrado su malestar por el escrache que las plataformas antidesahucio organizaron ante su vivienda el viernes pasado. «Mi casa es otro terreno, es el de mi vida personal y, sobre todo, el de mi familia», ha sentenciado. En sus críticas hacia el acto de protesta ha contado con el respaldo del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien además ha defendido que la actuación policial es similar en todos los casos.

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha asegurado que respeta que se le hagan preguntas e incluso críticas a su trabajo como ministra en las ruedas de prensa de La Moncloa o en el Congreso de los Diputados porque están «para eso», pero ha criticado que las protestas se hicieran ante su vivienda.

Además, ha señalado que está «a disposición» de la prensa para atender «cuanto deseen preguntas» tanto en La Moncloa como en el Congreso de los Diputados pero recalcó que su casa es «otro terreno». En particular, dijo, «el de mi vida personal y, sobre todo, el de mi familia».

Fernández Díaz: «Un acto radicalmente andidemocrático de acoso y hostigamiento»

En el mismo sentido de rechazo se ha expresado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien ha asegurado que el Gobierno ha cumplido la ley en la actuación policial ante los escraches y que el trato ha sido el mismo en todos los casos, incluido el sufrido por la vicepresidenta del Ejecutivo.

Por «desgracia», ha relatado el titular de Interior, la vicepresidenta padeció, al igual que otros muchos cargos públicos, un acto «radicalmente antidemocrático de acoso y hostigamiento» con el que se pretendía, a su juicio, «coaccionar» la libertad política y de voto de ella y de otros diputados, algo que no conseguirán, ha enfatizado.

Fernández Díaz estuvo en todo momento en contacto telefónico permanente con ella y lamentó muy especialmente, según ha confesado, que «lo viviera su hijo pequeño, Iván», como también lo están sufriendo «por desgracia los familiares de los cargos públicos» que padecen estas situaciones.

Para el ministro, con los escraches se está atentando contra el derecho a la inviolabilidad del domicilio y de los derechos de los ciudadanos, entre ellos los vecinos de un cargo público que no tienen por qué sufrirlos.

Ley del Derecho de Reunión

En cualquier caso, en estos casos se ha aplicado lo previsto en la legislación, en concreto en la Ley del Derecho de Reunión y en la de Seguridad Ciudadana, «totalmente vigentes», ha resaltado el ministro.

De este modo, ha recordado que en la ley del Derecho de Reunión se obliga a que las reuniones y concentraciones con una finalidad determinada sea comunicada a la autoridad gubernativa correspondiente, mientras que la de Seguridad Ciudadana tipifica como falta muy grave que no se cumpla ese requisito.

Por tanto, ha aseverado el ministro, «no se ha hecho nada más y nada menos que aplicar dos leyes orgánicas» en las propuestas de sanción de la Delegación del Gobierno a los organizadores y otros participantes de la protesta en la vivienda de Sáenz de Santamaría y de otros políticos que «han padecido estos radicales y antidemocráticos actos violentos».

De estas denuncias se da cuenta al Ministerio Público por si fueran constitutivas de una acción penal, ha explicado el ministro antes de reiterar que no ha habido trato distinto en la actuación policial en el escrache a la vicepresidenta con respecto a los otros casos. «Solo el cumplimiento de la ley», ha rematado Fernández Díaz.

 

IU pide explicaciones a Interior

Mientras, el portavoz de Justicia de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha pedido que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díez, explique en sede parlamentaria las medidas de seguridad decididas contra los ‘escraches’ y las sanciones impuestas a sus participantes, al menos en la Comunidad de Madrid, porque considera que limitan el derecho de manifestación.

Llamazares ha reaccionado así al conocer las multas que la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha decidido imponer a 18 participantes en el acto de protesta convocado frente al el domicilio de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Según ha escrito el diputado de Izquierda Unida (IU) por Asturias a través de su cuenta de ‘Twitter’, al que cita Europa Press, se hace necesaria la presencia de Fernández Díaz en la Cámara Baja porque cree que se están utilizando los perímetros de seguridad y las sanciones «como criminalización de derechos«.

«No son 300 metros. La consigna de Ministerio del Interior son, al menos, 300 euros para impedir el derecho de manifestación», sostiene Llamazares en uno de los dos comentarios que ha ‘colgado’ en la citada red social sobre este asunto.

Comments

comments