29 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Tras amenazas de Maduro, Capriles suspende las marchas

POR CLAUDIO MARIO ALISCIONI/clarín

El presidente lo acusó de ser un “cobarde”, “asesino” y responsable de la muerte de militantes del oficialismo. Para evitar choques, el líder opositor canceló las protestas para pedir recuento de votos.

CARACAS. ENVIADO ESPECIAL – 17/04/13

El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, puso ayer paños fríos a la confrontación con el gobierno.

Canceló una marcha que tenía previsto realizar hoy en esta capital para exigir un recuento total de votos de los comicios presidenciales del último domingo y pidió a sus seguidores que no se movilizaran. Fue luego de que el presidente electo Nicolás Maduro prohibiera la manifestación y acusara de “fascista” y “nazi” al liderazgo opositor, al que responsabilizó de los siete muertos que ya dejaron las protestas, según informó la fiscalía general.

En otra jornada con un clima político muy crispado y con un país partido literalmente en dos mitades que se miran con recelo y en algunos casos hasta con desprecio, Maduro se mostró por cadena nacional en varios actos y en la inauguración de un centro médico con ayuda cubana. En una de esas apariciones, con plena asistencia de la dirigencia de PDVSA, la petrolera estatal, Maduro atribuyó intenciones golpistas a la oposición y dijo que ésta estaba financiada por la embajada de Estados Unidos.

Maduro advirtió que podría radicalizar “a fondo” la revolución bolivariana si la oposición continúa agitando la violencia y responsabilizó a Capriles del saldo de víctimas en las protestas.

“Eres un cobarde, asesino”, afirmó el presidente electo y agregó que no reconocerá a Capriles como gobernador del estado central de Miranda por continuar con su actitud. “Eres responsable de los muertos y tienes que darle la cara a la justicia porque tú llamaste al pueblo a la violencia”, agregó en un acto en Aragua.

Capriles dio un paso atrás sabiendo que corre con ventaja en su disputa con el gobierno, al que reclama un recuento total de los votos del domingo luego de que Maduro lo venciera por apenas el 1,7% de diferencia, un total de 230.000 sufragios. Robustecido en su liderazgo, cuando todas las encuentas afirmaban que el chavismo ganaría por entre siete y diez puntos, el líder de la oposición demostró que cuenta con capital político como para tomar la iniciativa. Al mismo tiempo, puso en evidencia la debilidad de Maduro, que necesita de gestos fuertes para recomponer su imagen luego de un triunfo que muchos analistas ya ven como derrota por la exigua ventaja que sacó, pese a contar con el apoyo de la potente maquinaria electoral oficial. Anoche, en una reunión con la prensa extranjera, llamó al gobierno a un diálogo como el único modo de “resolver la actual crisis en las próximas horas”.

“No vamos a movilizarnos”, dijo Capriles en rueda de prensa tras insistir que el oficialismo está detrás de los hechos de violencia que han afectado algunos lugares del país. “Mañana (por hoy) el que salga está del lado de la violencia, está haciéndole el juego al gobierno… el gobierno quiere que haya muertos en el país’’, dijo Capriles, tras lo cual convocó a nuevos “cacerolazos” el resto de la semana.

Anoche, miles de caraqueños escucharon su pedido y, como en los días anteriores, atronaron la ciudad con una cadena de cacerolazos que se oyeron en los barrios antichavistas de la ciudad.

Como parte de sus apariciones continuas ayer en las pantallas oficiales de TV, Maduro clamó contra los opositores, negándose a recontar los votos, tal como lo había prometido en su primer mensaje al país trasganar la elección. “Vengan por mí”, desafió el presidente dirigiéndose a los opositores. “Si me quieren derrocar, vengan por mí”, desafió hoy Maduro. Asimismo dijo tener “pruebas” de que la embajada de Estados Unidos “está financiando y dirigiendo todos estos hechos de violencia en el país”.

Luego, mostró su enojo con la marcha opositora que había sido convocada para hoy: “No se va a permitir la marcha al centro de Caracas, ustedes no van a ir al centro de Caracas a llenarla de muerte y de sangre, no lo voy a permitir”, afirmó el lider chavista, a quien el fallecido Hugo Chávez designó como su heredero al dejar Caracas para operarse de un cáncer en Cuba.

Las protestas se dispararon el lunes, el mismo día de su proclamación como nuevo presidente, pese a que la oposición ya había reclamado el recuento global de votos. Ayer, hubo varias marchas opositoras sobre centros de votación en el interior del país para pedir una auditoría de la elección. Pero la iniciativa se enfrió luego del paso atrás de Capriles. El opositor sostiene que las acusaciones y el clima verbal exasperado del gobierno intentan desviar la atención de lo importante, que es quitar cualquier velo de duda a los resultados de las elecciones.

En medio del caldeado ambiente político, hasta ahora se desconoce una respuesta final del Consejo Electoral sobre si habrá o no un nuevo conteo. Según consultas con expertos realizadas por Clarín, la justicia electoral tiene hasta 20 días de plazo para decidirlo luego de un pedido formal. Pero esos plazos pueden ser prolongados, por lo que el trámite podría llevar varios meses. Ayer, los catedráticos de derecho Juan Rafalli y Enrique Falcón admitieron que debería llamarse a nuevas elecciones si hay incongruencias en las actas electorales. “El recuento no está condicionado ni por la proclamación del presidente ni por su asunción”, dijo Falcón. Los expertos recordaron que, en el pasado, la jura y posesión de varios gobernadores y alcaldes fueron declaradas nulas por esos motivos.

Comments

comments