27 noviembre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Las venas abiertas: La minería en México es la nueva manera de colonización

Les traigo una muestra de la realidad mexicana, algo duro y que es un espejo de lo que pasa en toda  América con esta industria. Lean.

Las explosiones no dejan  de sonar en Hacienda Nueva, Zacatecas. La minera Capstone Gold trabaja 24 horas al día, al igual que todas las minas que crecen y proliferan a pasos agigantados a lo largo del territorio mexicano. Sólo en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa la inversión extranjera directa en la industria minera aumentó más de 224% que el sexenio anterior, plantea la Secretaría de Economía (SE).

“La minería es una de las actividades productivas más contaminantes. Es inherentemente insostenible, ya que implica el agotamiento de recursos no renovables. La industria minera, una de las más antiguas y de mayor utilidad para el hombre, tiene un alto impacto, en virtud de que afecta el ambiente desde el subsuelo hasta la atmósfera, incluyendo suelos y cuerpos de agua superficiales y subsuperficiales”, asegura el doctor Henry Veltmeyer, profesor investigador en Minería Extractiva en la Universidad Autónoma de Zacatecas.

México es un territorio atractivo para los inversionistas ya que es el primer productor mundial de plata, undécimo y duodécimo de oro y cobre, respectivamente. También es el segundo mayor productor de fluorita, el tercero más grande de bismuto, y el quinto más grande de plomo. La producción minera de México se divide en 21% oro, 20% plata, 14% cobre, 8% zinc y el resto en otros minerales, según datos de la Secretaría de Economía.

“El crecimiento del sector ha sido espectacular en los últimos 15 años, en el contexto de reformas de libre mercado orientadas a la captación de inversión extranjera directa y alentada por el aumento de precios de los minerales”.

La fiebre de la minería extractiva no sólo embruja a los inversionistas nacionales y extranjeros, que ya se dividen la industria en 60 y 40%, en cada caso, también es atractiva para los jóvenes que deciden trabajar para los grandes emporios de minería extractiva, no obstante los daños a la salud por la inhalación prolongada de compuestos químicos.

Dañan salud medio ambiente y derechos laborales

José Antonio es un joven de 32 años, trabaja manejando maquinaria pesada en la mina Capstone Gold desde hace más de dos años. Le gusta su trabajo, lo único que le preocupa es el polvo que sale de la mina subterránea porque puede provocar daño a los pulmones. El cáncer de pulmón, neumoconiosis y silicosis son enfermedades comunes entre los mineros. La minería es una actividad de alto riesgo que hace necesaria una valoración médica cada dos años, pero José Antonio no se ha evaluado por falta de tiempo. Y dice consolado: “Se supone que la mina nos da dinero si detectan algún daño a la salud”.

La vida de José se ha vuelto más ocupada desde que comenzó a trabajar en la mina, cubre dos turnos: de las 08:00 horas hasta las 17:00 horas y de las 20:00 horas a las 05:00 horas. Desde hace siete años esta mina comenzó a ser explotada por la empresa canadiense Capstone Gold.

Sin embargo, José Antonio no trabaja directamente para la mina, sino para una empresa que lo contrata anualmente, por lo cual no forma parte de ningún sindicato ni tiene derecho a utilidades ni a la jubilación.

La subcontratación es una forma de trabajo muy común en las minas ya que reduce costos de operación y evita la sindicalización.

En Mazapil, Zacatecas, municipio semidesértico de muy alta marginación, la apertura de la mina de oro más grande de México por la empresa canadiense Gold Corp, ha provocado problemas debido a las grandes cantidades de agua que utiliza para los procesos de lixiviación, dejando a la comunidad sin suficiente líquido para realizar sus pequeñas actividades agrícolas.

De igual forma en Oaxaca, la minera Cuzcatlán, filial de la canadiense Fortuna Silver Mines, ha provocado fuertes protestas por parte de la comunidad debido a los daños a la salud y medio ambiente causados.

Otro caso de resistencia a la extracción de minerales es Wirikuta en el Estado de San Luis Potosí, en donde la minera canadiense First Majestic amenaza a la comunidad huichol y su legado histórico.

Además, éstas y otras comunidades argumentan que las mineras se llevan la riqueza y los recursos naturales sin beneficios para la población local.

Un ejemplo vivo de las enfermedades consideradas de trabajadores en países en desarrollo es Juan Pisañas, quien laboró 15 años en una mina cercana a su comunidad, Hacienda Nueva, se jubiló cumplidos los 35 años y hoy día, a los 61 años, padece silicosis, enfermedad de los pulmones por inhalación de polvos producidos en la mina.

SinEmbargo.mx/estrella verde -MDZA-

Comments

comments