27 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

El artículo del escándalo

La sesión ya venía caliente. Habían pasadomuchas horas de debate y, tras la aprobación del proyecto en general, oficialismo y oposición acababan de cruzarse en una discusión muy dura en torno a si votaban el articulado particular de la modificación del Consejo de la Magistratura como un todo de una sola vez, como pretendía el kirchnerismo, o, como es usual y como terminó aceptando el oficialismo, votaban artículo por artículo.

 

Pero el escándalo que se vislumbraba llegó al clímax cuando el tablero de Diputados mostró que el Frente Para la Victoria y sus aliados no habían alcanzado el número necesario para aprobar el artículo 2: 128 votos a favor (necesitaban 129) y 101. Dos diputados -Alicia Comelli, del Movimiento Popular Neuquino (MPN) y el oficialista Juan Forconi- dijeron luego que el sistema electrónico no había tomado bien sus votos a favor y que debía considerarse aprobado el artículo con 130 votos, algo que el oficialismo se apresuró a tomar en cuenta.

 

Otra vez los cruces, mucho más duros todavía que los de antes y hasta con un Agustín Rossi fuera de sí al que tuvieron que contener sus compañeros de bancada. Hubo un cuarto intermedio. La oposición denunció que se violó el reglamento de la Cámara y se fue del recinto. Adentro quedaron los kirchneristas y sus aliados, que dieron por concluido el cuarto intermedio y, frente a apenas un puñado de no oficialistas (Jorge Yoma, el salteño Alfredo Olmedo, los moyanistas y algunos más), siguieron votando el proyecto artículo por artículo. Al final volvieron a votar y a aprobar el artículo 2, en una clara muestra sobre lo irregular o confuso (depende para quién) de la primera votación.

 

«El segundo artículo que votaron, lo perdieron. Lo cierto es que el resultado dio negativo y lo dieron por positivo», se quejó el macrista Federico Pinedo poco después de la votación como justificativo de que la oposición se fuera del recinto.

 

Tanto Forconi como Comelli se encargaron de asegurar que sus votos habían sido positivos y argumentaron que «a veces» el sistema electrónico «no toma el voto». Forconi es parte del bloque K. Las miradas de suspicacia de la oposición apuntaron sobre todo a Comelli: como señaló Pinedo, el MPN fue aliado del PRO; y además, en su exposición durante el extenso debate, la diputada había planteado algunos reparos en torno al proyecto que ahora vuelve al Senado modificado por Diputados.

 

El artículo de la votación del escándalo es central en el proyecto que modifica el Consejo de la Magistratura, ya que es el que establece la nueva composición del organismo encargado, entre otras cosas, de remover a los jueces.

 

El artículo dos de la iniciativa que aprobó Diputados y que el kirchnerismo convertirá en ley en el Senado dentro de dos semanas fija que el Consejo estará integrado por 19 miembros (en lugar de los 13 actuales), de los cuales 12 (tres representantes del Poder Judicial, tres de los abogados y seis del ámbito académico y científico) seránelegidos por el voto popular; otros seis serán legisladores, y el restante será designado por el Poder Ejecutivo.

 

La forma de designación que establece el proyecto prácticamente le asegura una mayoría de dos tercios al ganador de las elecciones: de los elegidos por voto popular (en las mismas listas que los partidos políticos y con el particular requerimiento de que sean agrupaciones con idéntica denominación en al menos 18 provincias), quien gane por mayoría simple se queda con dos de los tres representantes del Poder Judicial, con dos de los tres de los abogados y con cuatro de los seis del ámbito académico y científico. A esos ocho lugares debe sumarse que, de los seis representantes del Poder Legislativo (tres por cada Cámara), la mayoría designa a cuatro (dos por Cámara). Y a esos 12 que con mucha posibilidad responderán al mismo partido, se suma el del Poder Ejecutivo, que, en la Argentina, suele ser del mismo partido que gana las elecciones legislativas. En total, así, el partido de Gobierno tiene altísimas chances de tener 13 de los 19 consejeros para imponer su voluntad.

Comments

comments