27 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

El Gobierno de México anuncia medidas contra los maestros insurgentes

Manifestantes contra la reforma educativa destrozaron el miércoles sede de varios partidos en el Estado de Guerrero

 

Al Gobierno mexicano se le acumulan los focos de tensión. Especialmente, en la enseñanza. Aunque la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México está tomada desde hace seis días por un grupo de jóvenes encapuchados, los protagonistas de la protesta social son esta semana los maestros disidentes, que han protagonizado protestas muy violentas contra la reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto.

La violencia alcanzó su máxima expresión este miércoles en el Estado de Guerrero (suroeste de México), cuando decenas de encapuchados provocaron incendios, destrozaron cristales e instalaciones y robaron material de las sedes de varios partidos. La capital del Estado, Chilpancingo, se convirtió en una auténtica batalla campal durante horas, sin apenas intervención policial debido a la «prudencia» de las autoridades, según el gobernador Ángel Aguirre, que el miércoles por la tarde anunció que ya hay órdenes de aprehensión contra dos de los líderes sindicales por los actos de vandalismo. No obstante, ambos hicieron declaraciones a distintos medios de comunciación después del anuncio de Aguirre.

Los manifestantes, convocados por la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), atacaron las sedes del PRI, el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano para protestar por el rechazo en el Congreso de una propuesta, alternativa a la reforma educativa del Gobierno central. Antes, los maestros habían expulsado a trabajadores de la Cámara. El día anterior, ante las protestas en las inmediaciones del Congreso, los diputados se desplazaron a Acapulco (a más de 80 kilómetros de distancia) para votar la propuesta de reforma. La semana anterior, algunas personas habían roto cristales e intentado entrar al edificio.

El Gobierno federal ha asegurado que enviará a agentes para que intervengan «en caso de ser necesario», según ha asegurado en una entrevista a EL PAÍS el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Este jueves, maestros disidentes y estudiantes volvieron a salir a la calle y lanzaron piedras piedras a una sede del oficialista Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en Chilpancingo.

Después de romper vidrios de ventanas, se retiraron y marcharon hacia el Juzgado de Primera Instancia del Ramo Penal.

Antes habían protestado frente a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en contra de la liberación el martes pasado de dos policías, acusados de haber asesinado a los dos estudiantes normalistas, abatidos durante un desalojo en la Autopista del Sol en diciembre de 2011.

el país

Comments

comments