22 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

El Gobierno exige que se levante el paro y habla de «lock out patronal»

Determinó que los sueldos deberían aumentar 23% e instó a que se levante la medida de fuerza. Las Cámaras empresarias ya rechazaron la disposición del Ministerio de Trabajo. Los pasajeros se quejan porque nadie les da explicaciones ni asistencia.

El Gobierno instó este mediodía a la Unión Tranviaria Automotor (UTA) a levantar la medida de fuerza de los choferes de ómnibus de larga distancia que ya lleva tres días de paro. El Ministerio de Trabajo y la Secretaría de Transporte dispusieron al mediodía que los salarios de los trabajadores se incrementarán 23% hasta el 31 de diciembrecon carácter remunerativo. Las Cámaras empresarias ya rechazaron la medida del Gobierno.

La resolución, que está firmada por la secretaria de Trabajo, Noemí Rial, y por el secretario de transporte, Alejandro Ramos,insta a la UTA a dejar sin efecto las medidas de acción directa que afectan los servicios de larga distancia en forma inmediata, al encontrar en la presente resolución «una justa composición de los derechos de los trabajadores representados por la entidad sindical».

«Los trabajadores (afiliados a la UTA)deberían levantar el paro porque no tienen ningún argumento más», sostuvo el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo. «Se debe normalizar el servicio», agregó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

Pocos minutos después que se conociera la resolución, la Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELADI) cuestionó al Ministerio de Trabajo por intentar resolver el conflicto obligándolos «al pago compulsivo de incrementos salariales». La entidad empresarial salió al cruce de la resolución conjunta entre las secretarías de Transporte y Trabajo que instó la UTA a levantar la medida de fuerza, mientras que a las compañías le exigió el restablecimiento «inmediato» del servicio bajo advertencia de sanciones.

«Por tercer año consecutivo, el Ministerio de Trabajo intenta resolver el conflicto obligándonos al pago compulsivo de incrementos salariales«, se quejó la Cámara. También dijeron a través de un comunicado que “una medida que traducida a valores monetarios, implicará un incremento en los costos de más de 840 millones de pesos anuales para este sector».

«Desde el Gobierno no estamos de acuerdo con que nos extorsión para volver al viejo sistema de subsidios», le respondió Randazzo a las cámaras empresarias. «Si no se levantan las medidas, estamos ante un lock out patronal«, agregó el funcionario. «No podemos volver a los subsidios, eso no está en discusión», sostuvo Tomada. “No queremos que trabajadores mantengan la huelga y las empresas empiecen con especie de lock out”, añadió el titular de la cartera de Trabajo.

“Yo espero que me llamen los funcionarios pero parece que los funcionarios no están», había dicho por la mañana el jefe del gremio de colectiveros UTA, Roberto Fernández. El sindicalista señaló que tras cuatro meses de reclamos los colectiveros «dijimos basta, hemos anunciado que íbamos a parar porque no nos escuchan».

Fernández también dijo lamentar que este paro «genera bronca» entre los pasajeros pero dijo que «hace cuatro meses que estamos hablando para iniciar las paritarias, tuvimos dos conciliaciones y ahora el paro se agrandó». «Nosotros tenemos también otro problema con los empresarios que son las precarizaciones», denunció el sindicalista de UTA. Por su parte, Mario Calegari, secretario de prensa de la UTA dijo que uno de los reclamos sobre los que las empresas no dan ninguna respuesta es la idea de aplicar la monoconducción, es decir, que haya un solo chofer por servicio. «Esto implica una amenaza de 5.000 despidos».

Entre tanto, los pasajeros continúan varados y sin saber cuándo van a poder viajar. Entre jueves y viernes se vieron afectados 56 mil pasajeros. Y se estima que hasta el domingo al mediodía serán más de 300 mil en todo el país. Sólo ayer se suspendieron 800 servicios, lo que afectó a unos 36 mil pasajeros.

clarín

Comments

comments