22 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Facturas truchas: giro en el caso y cinco procesados

La Cámara Federal revocó un fallo de primera instancia y les imputa integrar una asociación ilícita. Leonardo Domínguez – Diario De Cuyo

El escandaloso caso de las facturas truchas dio un viraje clave que mantiene viva la causa penal que se viene sustanciando. La Cámara Federal de Mendoza revocó sobreseimientos dictados en primera instancia por el juez Miguel Gálvez y procesó a cinco acusados de participar de una asociación ilícita que operó para que empresas sanjuaninas evadan unos 30 millones de pesos en impuestos. Según un comunicado dado a conocer ayer por la delegación local de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), ratificado luego por fuentes judiciales, la medida involucra a Francisco Martiniano Place, Graciela Vega Lecich, Sebastián Fernández de Cieza, Pedro Octavio Lima y Hermógenes Enrique Peña, a quienes se les trabó embargos que van de 100.000 a 1.000.000 de pesos. Quedaron en riesgo de ir a juicio oral y público, pero pueden recurrir.

La causa, que se disparó en el año 2008 por una denuncia de la AFIP, tiene ribetes escandalosos por el renombre de algunos de los acusados y porque se investiga si decenas de empresas legales y truchas de San Juan articularon maniobras para evadir el pago de impuestos de carácter nacional. La presunción que hay en la Justicia es que los imputados armaron una asociación ilícita que montó sociedades truchas para simular operaciones con otras que están en regla, con el objetivo de que estas últimas esquiven sus obligaciones con el fisco. A la maniobra se la llama “usina de facturas”, ya que las firmas fantasmas facturan por servicios que no prestaron o mercaderías que no vendieron y las segundas, fingen el pago y logran inflar ilegalmente sus costos (ver Cómo actúan).

Tras varias idas y vueltas en la etapa de instrucción, Gálvez dictó el sobreseimiento de los supuestos implicados por considerar que la AFIP les había reconocido planes de pago a empresas que ella misma denunció como fantasmas y que no investigó debidamente antes de llevar todo a la Justicia Penal. El organismo dirigido por Ricardo Echegaray apeló la resolución junto a la fiscal de la causa y si bien la Cámara Federal de Mendoza ratificó el fallo de primera instancia en seis casos (que están recurridos ante la Cámara de Casación Penal), lo dejó sin efecto para los otros cinco que ahora pasaron a ser procesados.

La resolución es del 25 de abril, pero recién salió a la luz ayer a través del comunicado que difundió la AFIP. Según el documento, la Cámara Federal entendió que las pruebas que aportó el organismo recaudador “resultaron suficientes para tener por acreditada la participación de los procesados en la asociación ilícita… que proveyó de facturas apócrifas a más de un centenar de importantes empresas de diferentes rubros”.

Francisco Martiniano Place y Sebastián Fernández de Cieza son contadores y Graciela Vega Lecich abogada, y los tres estuvieron presos cuando la causa estaba en plena etapa de instrucción. Según fuentes judiciales, la Cámara mendocina los considera responsables de montar la presunta asociación ilícita que operaba en San Juan y trabó embargos sobre sus bienes por 1.000.000 de pesos en cada caso. Mientras que a Lima y Peña los cataloga como partícipes y los embargos que los afectan llegan a 100.000 pesos.

Con el procesamiento, los cinco quedaron encaminados a tener que someterse a un juicio oral y público para que un tribunal (sería el Tribunal Oral Federal con asiento en la provincia) dictamine si son culpables o inocentes. Aunque tienen la posibilidad de recurrir, para pedir que una instancia superior revise el procesamiento que los complica.

La AFIP puso el ojo en el tema en el año 2005, cuando empezó a investigar posibles operaciones clandestinas y realizó un megaallanamiento en empresas y estudios de profesionales sanjuaninos. En su momento, fuentes vinculadas a la investigación le dijeron a este diario que verificó evasiones por 7 millones de pesos en IVA y casi 24 millones de pesos en el Impuesto a las Ganancias.

Comments

comments