30 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

BUFANO: REPRESIÓN, MINERÍA Y FAVORECIDO EMPRESARIO DE LA SEGURIDAD. ESTÁ EN BUENOS AIRES

Rubén Osvaldo Bufano, alias “Mariano”, un exmilitar que fue detenido el jueves pasado en su domicilio de la calle Santa Rosa, del Barrio Centinela II, en Rivadavia, acusado de haber participado en una asociación criminal que secuestraba empresarios para pedir rescates por importantes sumas de dinero durante los 1976 a 1983, ya fue trasladado a Buenos Aires. Está alojado en el Servicio Penitenciario Federal a disposición del juez federal Sebastián Norberto Casanello, titular del Juzgado Criminal y Correccional Nro 7 de Capital Federal, según confirmaron ayer fuentes judiciales.

El juez nacional libró un exhorto para que el juez federal de San Juan, Leopoldo Rago Gallo, impulsara la orden de detención que fue cumplida por efectivos de Gendarmería Nacional. Una vez detenido y alojado en dependencias de Gendarmería, esta semana fue trasladado para ser puesto a disposición del juez Casanello.

Bufano está sospechado de haber participado en un grupo vinculado al aparato represivo durante los años de plomo que secuestraba a hombres de negocios para pedir fabulosos rescates. Pero no es la primera vez que tiene cuentas pendientes con la Justicia porque en junio del 2004, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral había ordenado la captura del exagente de seguridad por su presunta intervención en la llamada ‘Masacre de Fátima‘ (ver aparte).

La investigación judicial se inscribía en la megacausa que abarca los presuntos crímenes cometidos en el Primer Cuerpo del Ejército durante la última dictadura militar.

Pero no es el único hecho que se le imputa. También fue acusado de ser uno de los responsables del secuestro y desaparición del escritor Haroldo Conti.

Además, se trata de un hombre que tuvo un perfil controvertido en San Juan, al ser vinculado públicamente a la desaparición de la psicóloga María Rosa Pacheco de Balmaceda por el ex diputado Alfredo Bravo (ya fallecido) y por la monja Marta Pelloni. Es que el exmilitar fue la cara visible de la empresa Oeste Vigilancia y Seguridad (Ovys) en los años ’90. Esta firma custodió el sanatorio Almirante Brown el día que la psicóloga fue vista por última vez. María Rosa desapareció el 2 de junio de 1996.

En agosto de ese año, el diputado socialista Alfredo Bravo presentó en el Congreso Nacional un proyecto de declaración para repudiar la contratación de la agencia Ovys en San Juan, debido al pasado paramilitar de Bufano.

También el vocero de Ovys fue vinculado a la detención y desaparición de periodistas en Buenos Aires durante el proceso militar, según las denuncias descriptas en el libro ‘Nunca Más‘, que editó la Comisión Nacional de la Desaparición de Personas (Conadep).

‘En seguridad y en inteligencia, a mí el Ejército me formó muy bien. Yo le debo todo lo que sé, le debo toda mi vida. Renegar de ese pasado sería renegar de mi vida‘, había dicho Bufano a DIARIO DE CUYO, según consta en la edición del jueves 22 de agosto de 1996.

Al hablar de Bravo, Bufano dijo que ‘a mí me gustaría que si este señor quiere traer a colación el pasado, que es reciente, que lo hagamos sin fantochadas y en serio. Porque este señor, paladín ahora de los derechos humanos, se olvida que salió muchas veces con Marcelo Parrilli, con Luis Zamora y con Jorge Baños, el abogado y defensor de los derechos humanos que fue encontrado en La Tablada con un fusil en la mano matando soldaditos‘.

Si bien Bufano no es de San Juan, fuentes de su entorno explicaron que vino a la provincia por motivos laborales y decidió radicarse aquí luego de casarse con una sanjuanina.

Como integrante de la empresa de vigilancia, también estuvo a cargo de cuidar la ex Servicios Eléctricos Sanjuaninos, la empresa de electricidad que hoy presta el servicio en toda la provincia. Incluso se lo vincula con la minera Barrick, que explota el proyecto minero de Veladero, en Iglesia.

FUENTE: DIARIO DE CUYO

Comments

comments