28 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Investigan a Báez por presionar a Elaskar para quedarse con su empresa

El fiscal, acusado por el empresaio K de hacer una «investigación paralela» por lavado de dinero, pidió la inhibición de sus bienes en Suiza.

El fiscal acusa a Báez de haber extorsionado y amenazado al financista Federico Elaskar para quedarse con su empresa SGI.

Un día después de que los abogados de Lázaro Baéz pidieran a la Justicia que investigue al fiscal José María Campagnolli, por presunta “investigación paralela» sobre presunto lavado de dinero en su contra, se conoció que el fiscal señalado pidió que el empresario kirchnerista sea indagado por haberextorsionado y amenazado al financista Federico Elaskar para quedarse con su empresa SGI, conocida como «La Rosadita».

Además, solicitó que todos los bienes de sociedades presuntamente vinculadas a Báez en Suiza sean inhibidos, según informó hoy el diario La Nación.

El fiscal, del fuero ordinario y ex secretario de Seguridad del Gobierno de la Alianza, fue señalado ayer por los abogados de Báez,quienes le pidieron al juez federal Sebastián Casanello que averigüe si existe «una investigación paralela» sobre presunto lavado de dinero en su contra.

En efecto, recién hoy se conoció la investigación de Campagnolli, iniciada el año pasado, y en cuyo dictamen publicado hoy se describe una trama societaria supuestamente usada por Báez para lavar dinero negro obtenido a través de un complejo esquema de firmas vinculadas entre sí.

La hipótesis del fiscal es que por esta cadena de empresas con más de 200 eslabones circuló dinero obtenido por Báez a través de negocios realizados al amparo del poder.

Según Campagnolli, en el desarrollo de esa estructura hubo dos períodos. El primero, que va desde 2002, cuando se convocó a elecciones presidenciales que después ganaría Néstor Kirchner en 2003, hasta una semana antes de la muerte del ex presidente, en 2010. Esta trama incluye 148 compañías creadas en Nevada, Estados Unidos, constituidas a razón de una por semana, comandadas por una firma desde el paraíso fiscal de las islas Seychelles.

Una segunda etapa del blanqueo, reporta La Naicón, es en la que aparece la financiera de Elaskar en Puerto Madero, que habría transcurrido desde 2010 hasta ahora y se habría realizado mediante otras 55 firmas, esta vez radicadas en España, Uruguay, el Reino Unido, Irlanda, Nueva Zelanda, Panamá y Suiza.

Todas estas firmas de las dos épocas de blanqueo tienen una empresa madre en común: Helvetic S.G, con sede en Suiza. Es la firma que se quedó con el control de SGI, que según Elaskar y las evidencias que reunió Campagonolli, pertenecería a Báez.

Ahora la jueza de instrucción María Gabriela Lanz debe decidir si indaga a Báez por extorsión, tal como lo pidió Campagnolli.

PERFIL

Comments

comments