27 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

¿Qué pasa cuando a un presidente no le gusta lo que dicen los medios?

El Gobierno de Uganda ordenó la suspensión de dos diarios y dos radios por denunciar que el mandatario quería instalar a su hijo como sucesor. La Policía tomó la sede del periódico Daily Monitor

 

Crédito foto: AFP

 

 

El gobernante de UgandaYoweri Museveniprohibió durante 10 días que el principal diario independiente, el Daily Monitor, y el tabloide Red Pepper salieran a las calles, a la vez que interrumpió la señal de dos estaciones de radio, una decisión que mereció el repudio de la prensa internacional.

 

La medida habría sido en represalia por denunciar el supuesto plan del mandatario de instalar a su hijo como su sucesor. La información que reproducían los medios era una carta escrita por el ex director de la agencia de inteligencia ugandesa, Davis Sejusa, al jefe de Seguridad Interna, Ronnie Balya.

 

 

 

El “Proyecto Muhozi”, advertido por Sejusa y conocido gracias a la filtración del documento, pretendía colocar a Muhozi Kainerugaba, actual jefe del Comando de Fuerzas Especiales, al frente del Poder Ejecutivo. Sejusa, exiliado en el Reino Unido, contaba también que se contemplaba asesinar a cualquier oficial que se opusiera al plan.

 

Después de 10 días de censura, este jueves el Daily Monitor y las dos estaciones de radio pudieron retomar con sus actividades. Según un comunicado de la ministra de Interior, Hillary Onek, se ordenó a la Policía que se retirara de las instalaciones del periódico después de negociaciones entre el medio y Museveni. El Gobierno calificó la situación como “un triunfo sobre la prensa”.

 

 

La sede del periódico había sido ocupada por la Policía y acordonada como si fuera una “escena del crimen”, de acuerdo con un artículo de Los Angeles Times. Los empleados del diario, que había sido reprimidos con gas lacrimógeno e intimidados, festejaron y se abrazaron, mientras las fuerzas de seguridad se retiraban del lugar.

 

No obstante, Red Pepper continuó cerrado por unas horas, porque estaba demorado el diálogo con el propietario de ese medio las condiciones bajo las que pueda reiniciar sus actividades. Los cuatro medios tuvieron que cerrar sus puertas hace 11 días, cuando la Policía comenzó a registrar sus sedes en busca de la carta de Sejusa.

 

 

Tras el cierre de los medios, Amnistía Internacional (AIdenunció la represión que estaban sufriendo los medios de comunicación de Uganda por parte del Gobierno. «La desesperación de las autoridades de Uganda por controlar una incómoda historia política ha dejado ver su falta de consideración por la libertad de expresión, y han violado el derecho de los ugandeses a recibir información», comunicó.

 

Museveni es el presidente que más tiempo lleva al frente de un país en la región de África Oriental, tras hacerse con el poder en Uganda en 1986 después de cinco años de guerra. Entonces, Museveni prometió un Gobierno de transición de cuatro años que devolvería el poder a la autoridad civil una vez concluido, algo que no sucedió. Durante ese tiempo, la oposición ha denunciad persecución, arrestos arbitrarios y amenazas.

 

infobae

Comments

comments