29 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Megajuicio: según la defensa, no hay pruebas concretas

Solicitan la absolución para los imputados Jorge Olivera, Gustavo De Marchi y Osvaldo Martel.Claudio Leiva – Diario De Cuyo

En el primer día de los alegatos de la defensa en el megajuicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la provincia durante la dictadura militar, los abogados que representan a Jorge Olivera, Gustavo De Marchi y Osvaldo Martel adelantaron que van a pedir su absolución basados en que no hay pruebas contundentes que demuestren su responsabilidad en los hechos que se les imputan. Como se esperaba, el planteo contrasta de lleno con las posiciones del fiscal y de la querella, que solicitaron prisión perpetua para casi todos los imputados en el histórico proceso (ver aparte).

Olivera, De Marchi y Martel son 3 de los 7 acusados en el proceso, pero todos comparten la defensa oficial que llevan adelante los abogados Eduardo Pirrello, Diego Giócoli y Ana Inés López. En cambio, el resto de los imputados, que son Francisco Del Torchio, Alejandro Lazo, Horacio Nieto y Daniel Gómez, cuentan con defensores particulares, que son Eduardo San Emeterio y Marcelo Fernández Valdez.

Como ayer le tocó exponer sus argumentos a la defensa oficial, el primero en exponer fue Pirrello, quien habló de la dificultad de ejercer su tarea porque sostuvo que “los imputados están en condiciones de inferioridad”. Y mencionó que sin la posibilidad de ejercer la defensa se trata de una “parodia” de un juicio.

Entre los aspectos que mencionó que atentaban contra la posibilidad de ejercer una adecuada defensa dijo que durante el proceso se habían incorporado declaraciones prestadas durante la etapa de instrucción sin que su parte hubiera podido participar.

También puntualizó que con el argumento de no revictimizar a las víctimas que habían prestado testimonio, no se les había permitido preguntar, por ejemplo, por su origen y modo de vida. Y también que en el caso de De Marchi había sido incorporado al juicio con posterioridad a la fecha de inicio y que eso no le había permitido ejercer una correcta tarea.

Otro argumento presentado fue que los miembros del Tribunal Oral Federal (TOF), integrado por los jueces Fabián Cortéz, Alejandro Piña y Raúl Fourcade, habían dispuesto de manera “intempestiva” dar por terminada la etapa de prueba cuando, según la defensa, todavía quedaban muchos testigos por declarar.

“Negamos enfáticamente los hechos sugeridos por los acusadores en medio de una serie de testimonios falaces, por lo que tenemos la pretensión de que nuestros defendidos sean absueltos”, sostuvo Pirrello.

A su turno, Giócoli destacó que Olivera no actuó en operaciones contra la subversión y que su función como oficial de inteligencia era trabajar en las hipótesis de conflicto con Chile. Y sobre De Marchi puntualizó que no le dieron de baja sino que pidió su retiro voluntario.

Estas afirmaciones contrastan con la posiciones llevadas adelante por la querella y la fiscalía, que mencionaron las declaraciones de numerosos testigos que ubicaron a los acusados tanto en los operativos de allanamiento y detención de dirigentes políticos, sindicales y de estudiantes, como así también en las sesiones de torturas tanto en el RIM 22 como en el Penal de Chimbas. Además de la existencia de abundante prueba escrita que los incrimina.

Por el contrario, Giócoli sostuvo que las víctimas tenían la imposibilidad de reconocer a sus captores porque estaban vendados, y por eso habló de que sus testimonios fueron, en realidad, “declaraciones falaces”.

Comments

comments