29 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Crimen de Ángeles: denuncian que el portero fue “golpeado y picaneado”

Mientras continúan las pericias sobre el auto de Mangeri, familiares y allegados del encargado aseguran que sufrió un “apriete”. Las dudas sobre las heridas.

Para Diana Seattone, la esposa del encargado del edificio de Ravignani 2360, Jorge Mangeri, su marido “es un perejil”. Mientras el portero continúa detenido por el crimen de Ángeles Rawson, peritos continúan evaluando el auto de Mangeri y algunos objetos personales de Ángeles, incautados en el allamiento de su casa.

En las últimas horas, la familia del portero -sospechado de haber participado del homicidio- denunció que el hombre fue advertido de que sería víctima de “una cama”. En declaraciones a los medios, su esposa aseguró que un día antes de ser detenido, a su marido se le acercó «un auto sin patente, un Polo negro, dos personas, (que) le preguntan si era el encargado de (Ravignani) 2360, lo amenazaron, le pusieron un arma en la cabeza, le dijeron un montón de cosas».

Según asegura la mujer, a Mangeri le dijeron que «le iban a hacer una cama, que era mejor que no corriera». “¿Si él vio algo y ese es el problema, si vio algo y por eso lo amenazan?», se preguntó. Ayer, Mangeri se negó a declarar.

Dudas. El encargado gozaba de licencia médica desde el lunes en que desapareció Ángeles. Su rostro se hizo conocido recién en la mañana del sábado, cuando fue detenido. Un día antes, la familia de Ángeles había pasado 13 horas en la Fiscalía, declarando como testigos. Incluso el propio Mangeri había declarado en la causa, como testigo.

Según relata los familiares del encargado, el viernes fue abordado por «un patrullero de los viejos». De acuerdo con esa versión, fue encapuchado. «Ahí empezó el maltrato, le pegaron, lo quemaron, lo picaneron», denunció su esposa.

«Tenía toda la espalda como punzones», explicó la mujer. En cuanto a marcas en el brazo del portero, explicó que fueron provocadas accidentalmente, mientras trataba de arreglar su auto, una semana atrás.

El encargado tiene una marca en su mejilla izquierda. Según sus familiares, la herida fue provocada durante la supuesta golpiza. E incluso, mostraron capturas de video del portero, presente en el allanamiento al departamento de Ángeles. En ellas, Mangeri no tiene marca alguna en su rostro.

Cómo sigue el caso. Fuentes de la investigación cercanas a la agencia Télam, en los próximos días continuarán los análisis de los elementos recolectados, entre ellos, rastros de cabellos y manchas encontradas en el baúl del Renault Mégane de Mangeri.

Las pesquisas procuran determinar si en esas muestras está el ADN de Ángeles, ya que una de las sospechas es que el auto pudo haber sido el vehículo para trasladar el cadáver de la adolescente. También se investiga si el cuerpo de la chica fue colocado en el sótano del edificio antes de ser descartado a la basura.

Mientras tanto, el portero, único detenido por el crimen, será llevado a Tribunales mañana para intentar una nueva declaración.

Comments

comments