31 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Caso Báez: cómo vaciaron las oficinas de la ‘Rosadita’

El periodista Jorge Lanata mostró ayer en su programa Periodismo Para Todos imágenes tomadas por las cámaras de seguridad de los pasillos del séptimo piso de Madero Center, donde funcionaban las oficinas de ‘La Rosadita‘, como se conocía a la financiera SGI, que manejaba Federico Elaskar, vinculado al empresario kirchnerista, Lázaro Báez.

Estas imágenes se revelaron anoche en el marco de la causa que estalló hace dos meses, cuando Elaskar y Leonardo Fariña contaron cómo Báez había sacado más de 55 millones de euros del país de forma ilegal.

Según relata Clarín, los registros son del 12 de abril, dos días antes del primer programa de Lanata en el que se revelaron los testimonios de Fariña y Elaskar, y del 18 de abril, cuatro días después de la emisión del primer programa de PPT y horas antes de que llegara la Policía de Seguridad Aeroportuaria a allanar el lugar.

En el primer videos se puede observar a dos hombres que salen de la oficina ‘B‘ con changuitos cargados de papeles, cajas, biblioratos y hasta el cajón de un escritorio con documentos. Los hombres llevan el material de la oficina ‘B‘ a la ‘C‘. La operación se repite varias veces: entran con los carros repletos de documentos y salen con los carros vacíos.

En el segundo video, del 18 de abril, se ve el movimiento y traslado de cajas, computadoras y documentos. Esta vez los llevan desde la oficina B al ascensor. La mudanza se completó apenas unas horas antes de que llegara la PSA para allanar el lugar. A 16.22 del 18 de abril, las cámaras de seguridad muestran a Pérez Gadín, el contador de Báez que se quedó con SGI, saliendo de la oficina.

Campos

En el programa de Lanata también se contó que Báez no solo es dueño de estancias en la Patagonia, sino que también apuesta a la tierra de vinos y el exterior. A través de Fariña, Báez compró 3.400 hectáreas en Tupungato, Mendoza, un campo que si tuviera agua valdría tres veces más. En su declaración ante Casanello la semana pasada, Fariña admitió haber comprado esa propiedad para el empresario kirchnerista, agrega Clarín.

El 14 de agosto de 2011 Báez se hizo de dos nuevas propiedades, esta vez en Punta del Este, Uruguay. Además de los 14 millones de dólares que su contador, Pérez Gadín, pagó para comprar El Entrevero, un campo de 150 hectáreas, invirtió otros 320 mil dólares para comprar una chacra de una hectárea en la ciudad balnearia.

Por la compra de El Entrevero, la Justicia uruguaya citó a indagatoria al escribano Adolfo Pittaluga Shaw y al propietario de la inmobiliario Alejandro Perazzo. La legislación uruguaya establece que el escribano y la inmobiliaria tendrían que haber alertado al Banco Central de Uruguay y a la Unidad de Información Financiera del ingreso al país de los 14 millones de dólares provenientes del contador de Báez.

Comments

comments