25 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Candida Höfer: arqueología del esplendor

Candida Höfer: arqueología del esplendorLa artista muestra en la Galleria del Lanfranco imágenes de las salas de la Galleria Borghese tal como pudieron verse en el s XVII

La fotógrafa alemana Candida Höfer ha orientado su producción, desde finales de la década de los sesenta, a la captación de entornos sociales y culturales y, más específicamente desde los ochenta, al retrato de interiores deshabitados correspondientes a edificios públicos habitualmente con funciones de representación, como bibliotecas, universidades, hoteles, museos, y también edificios en construcción, depósitos y almacenes o zoológicos. Höfer habla de la «no presencia» humana en estos trabajos para evitar referirse a su ausencia: los lugares retratados parecen encontrarse en un tiempo suspendido a la espera de que algo suceda, de que alguien disfrute de ellos.

 

La estética de sus imágenes, limpia, neutra y luminosa, su rigidez de líneas y su gusto por los espacios diáfanos se aproximan al minimalismo y subrayan las contradicciones entre modernidad y tradición, función y representación, que estas imágenes buscan poner de manifiesto.

 

Hasta el próximo 15 de septiembre, en la romana Galleria del Lanfranco, una dependencia de la Gallería Borghese, podremos ver siete fotografías que recuerdan a los retratos de museos que comenzó a llevar a cabo en los ochenta pero que incorporan de forma implícita un propósito de reconstrucción histórica: nos presentan estancias de este palacio tal como, quizá, pudieron verse a principios del s XVII, en la etapa de mayor apogeo coleccionista del cardenal Scipione.

 

Candida Höfer per la Galleria Borghese

Candida Höfer per la Galleria Borghese

 

La muestra «Borghese e lʼAntico», que pudo verse también en este escenario, convertido en centro expositivo, entre diciembre de 2011 y abril de 2012, constituyó para Höfer una espléndida ocasión para fotografiar las salas de la Galleria decoradas por las obras de arte que en su día atesoró el cardenal y que en 1807 Camillo Borghese se vio obligado a vender por orden de Napoléon. Hoy estos fondos forman parte de la colección del Louvre y no habían regresado a su emplazamiento original hasta la celebración de aquella muestra.

 

Las fotografías de Höfer representan, por lo tanto, el único testimonio visual de la presencia, un día, de estas pinturas en el Palacio Borghese, y a su vez la plasmación nostálgica de un hecho efímero: es muy probable que nunca puedan volver a tomarse. De la reconstrucción de una obra de arte, como la colección Borghese en las salas de su ubicación primera, Höfer ha creado otra que a su vez puede verse en la propia Galleria y que documenta el proceso de montaje de «Borghese e l´ Antico».

 

Candida Höfer per la Galleria Borghese

Candida Höfer per la Galleria Borghese

 

La muestra, comisariada por Mario Codognato, Anna Coliva y Marina Minozzi, ofrece al público la oportunidad de pasear virtualmente a través de las estancias que componían la que Antonio Canova calificó como «la villa más hermosa del mundo» y experimentar la atmósfera excepcional generada por esa evocación fotográfica del pasado irrepetible de una de las colecciones de mayor prestigio de todos los tiempos.

 

Como en su producción anterior, Höfer se ha servido en estas imágenes de luz exclusivamente natural, una particularidad que contribuye a convertir sus fotografías en retratos de espacios capturados en un instante preciso en lugar de en meras imágenes documentales.

 más de arte

Comments

comments