Las autoridades del Hospital San Juan Bautista de San Fernando del Valle de Catamarca confirmaron hoy que siete personas están siendo asistidas por padecer gripe A, a la vez que dos de ellas se encuentran internadas en observación, medicadas y controladas.

Dos de ellos son del interior de la provincia de Catamarca, mientras que las cinco restantes pertenecen al distrito Capital, de los cuales dos permanecen internados y el resto continúa con tratamiento ambulatorio.
Se pudo conocer que una de las personas es del departamento Andalgalá, mientras que el lunes pasado llegó derivada desde Tinogasta una mujer de 60 años que se encontraría en terapia intensiva en un sanatorio de la calle Chacabuco al 600.
El primer diagnóstico de los profesionales del hospital tinogasteño habría sido neumonía, pero como sospechaban que podría estar afectada por el virus de la influenza, de inmediato se trasladó a la paciente con oxígeno, porque respiraba con dificultad, hasta esta ciudad.
Las autoridades del área programática 10 también decidieron que un médico asista a los integrantes del grupo familiar, los que están siendo “controlados”, porque algunos de ellos estarían con síntomas de la enfermedad.
Tampoco se logró precisar si la mujer contrajo el virus en Tinogasta o si en los últimos días estuvo en algún otro lugar.
Cuando se conoció la noticia, creció la demanda en el vacunatorio del centro de salud tinogasteño, que ayer, en horas de la siesta, se quedó sin dosis de la Antigripal Triviral, pero manifestaron que tenían medicación suficiente para realizar tratamiento y tareas de profilaxis.
Días pasados, desde la Dirección de Inmunizaciones, dependiente del ministerio de Salud, señalaron que ya se habían aplicado unas 46.622 dosis de la vacuna antigripal en toda la provincia, desde que comenzó la campaña en el pasado mes de abril.
En esa oportunidad se advirtió que la concurrencia bajó notablemente en mayo, pero la situación se comenzó a revertir a medida que se conoció que crecía el número de enfermos con gripe A en provincias vecinas.
El contagio de la influenza puede ser a través de gotas de secreciones al toser o estornudar, o por el contacto con objetos contaminados con esas secreciones. El período de contagio suele comenzar el día antes de la aparición de los síntomas y se puede prolongar hasta una semana después de contraer la enfermedad.
La gripe A se manifiesta con manifestaciones muy similares a los de la gripe común, entre ellas fiebre alta, tos continuada y dolorosa, estornudos, malestar general, dolores musculares y falta de apetito.
Los médicos son los únicos capaces de diagnosticar un caso de gripe A, por eso se aconseja que, cuando se tienen los síntomas antes mencionados, de inmediato se debe concurrir a un centro de salud y, en los niños, el riesgo que corren al enfermarse es mayor que en los adultos.

Fuente: SM

Comments

comments