PEDIR FONDOS A LA MINERÍA, LA POCA CAPACIDAD DE DISCERNIR EL BIEN DEL MAL. TODO PARA CONSTRUIR ALGO QUE PUEDE SER BUENO: UN HOGAR PARA NIÑOS CON ATENCIÓN DE SALUD? Y EL ESTADO? DÓNDE DUERME? O MÁS BIEN: ES QUE NO HAY EMPRESARIOS O MÉDICOS QUE PUEDAN COLABORAR CON LA LOABLE TAREA? ES CLARA LA PRETENSIÓN: QUÉ VENGA LA PLATA DE LA MINERÍA!! SABRÁ LA SEÑORA QUE ENCABEZA ÉSTA CAMPAÑA QUE EN TODAS PPARTES EXISTE UN DEBATE SOBRE EL ASUNTO MINERO? SI NO LO, SABE ENTONCES ¿CÓMO ENCARAR UNA CAMPAÑA DE ÉSTA CARACTERÍSTICA?

SIN DUDA LA PUBLICIDAD ESTÁ ENCUBIERTA Y NO DEFENDER LA SALUD AMBIENTAL EN POS DE LA SALUD, LA PARADOJA.

SABEMOS QUE LOS FONDOS DE LA MINERÍA TAMBIÉN SON NUESTROS, PERO CAER EN ÉSTO, ES DEMASIADO ARRASTRARSE Y DECIR ENTRE LÍNEAS: CÓMO NOS AYUDÓ LA MINERÍA A CONSEGUIR LA CASA SANHI!!

La casa que la Sociedad Amigos del Hospital de Niños ha construido para que chicos enfermos del interior de la provincia puedan llevar su tratamiento en un lugar cómodo y no tener que viajar para luego regresar al hospital, está lista. Falta un único aparato para que la anhelada casa quede completa para ser inaugurada.

Desde la comisión de Sahni buscan un ascensor. Si bien el aparato es pieza fundamental para la casa, no es elemento que pueda retrasar la inauguración de la casa, prevista para octubre de este año. El ascensor cuesta unos 170 mil pesos y desde la fundación pidieron al Ministerio de Minería los fondos para concretar la obra.

Liliana López de Paluccini explicó a DIARIO DE CUYO ONLINE “la casa está lista. Nos ha costado mucho trabajo y muchos años llegar hasta donde hemos llegado. La inauguración está prevista para octubre. Solo nos falta el ascensor que cuesta unos 170 mil pesos. Pero si no llegamos a tenerlo con las donaciones, igual creo que podemos inaugurar la casa.”

Hace pocos días la Sociedad Amigos del Hospital de Niños recibió un monto cercano a los 90 mil pesos, gracias a la recolección de botellas plásticas que chicos de la secundaria juntaron por toda la provincia. Los chicos llegaron a juntar 40 toneladas de botellas que fueron vendidas y esa venta se destino a Sahni. Con el dinero “compramos toda la pintura para la casa y la mano de obra” explicaron desde la fundación.

La casa comenzó su construcción en 2009 y ha podido ser levantada gracias a donaciones. “Nos falta algo importante como lo es el ascensor. Hemos recibido donaciones de empresas, redondeo de centavos, el gobierno que nos ha dado un gran apoyo y con el esfuerzo de todos hemos llegado a donde estamos. Solo nos falta un poquito más”.

Con la casa los chicos que tengan una enfermedad y que estén en un proceso ambulatorio, que no estén internados, podrán tener un lugar para mejorar su salud sin tener que ir hasta sus hogares.

“la casa estpa toda completa, tenemos las terminaciones, estamos pintando, tenemos los mobiliarios, nos quedan algunas cositas como un televisor y un sillón. Pero ahora empezamos con la etapa de lograr la sustentabilidad de la casa que se hace a través de padrinazgos o de colaboraciones, proyectos que estamos generando”, concluyó Liliana López de Paluccini.

 

Comments

comments