El juez Claudio Bonadio citó para hoy al ex secretario de Transporte del kirchnerismo para que declare como sospechoso en la causa de un negociado con el ferrocarrilBelgrano Cargas

La carta que complica a Ricardo Jaime en un caso de corrupción

La nota número 542 de la secretaría de Transporte de la Nación del 19 de marzo de 2007 ordenó que la Sociedad Operadora de Emergencia (SOESA) que tenía a su cargo la explotación del Belgrano Cargas, pagara 2.272.502,60 pesos por una deuda. Ricardo Jaime, secretario de Transporte del kirchnerismo, firmó esa nota y con eso habilitó el pago de esa cifra para que la empresa “Luis Carlos Zonis S.A” cobrara lo que supuestamente se le debía por la reparación de un tramo del tendido ferroviario de cargas en la provincia de Tucumán.

Por haber autorizado ese pago, Jaime tiene que declarar hoy a partir de las 9 en el juzgado federal a cargo de Claudio Bonadio, quien lo investiga por el delito de defraudación a la administración pública y abuso de autoridad por un negocio realizado en el ferrocarril Belgrano Cargas. Jaime, que tiene una veintena de causas por corrupción, está imputado, en este caso, junto al sindicalista José Pedraza, condenado y preso por el asesinato del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra.

La causa comenzó por una denuncia de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas y el caso está a cargo de Bonadio con el fiscal Guillermo Marijuan. La empresa Zonis ganó una licitación por una obra de 8 millones de pesos. Le adelantaron 4 millones de pesos y luego le fueron pagando hasta completar los 8 millones. A esa cifra se sumó el pago ordenado por la carta de Jaime y por eso se investiga la defraudación.

La carta de Jaime no estaba dentro del expediente de la licitación cuando fue secuestrado por la Justicia. Sin embargo fue aportada a la causa por las empresas integrantes de SOESA porque de ese modo deslindaban responsabilidades acerca del pago. Hicieron lo que dijo Jaime y pagaron. Sospechan los investigadores que la carta se hizo luego de que comenzara la investigación judicial para intentar justificar los dos millones de más que se le pagaron a Zonis, por eso no estaba en el expediente que la Justicia tenía en su poder.

A simple vista la carta parece haber sido hecha a las apuradas. En el primer párrafo Jaime le explica al presidente de SOESA Carlo Cappelli que su carta se refiere a las obras “de rehabilitación del corredor ferroviario Tucumán-Concepción” del Belgrano Cargas. En el segundo párrafo Jaime dice que Belgrano Cargas S.A le debía a Zonis la cifra de “dos millones doscientos setenta y dos mil quinientos dos, con sesenta centavos”.

Pero en el tercer párrafo la celeridad le jugó una mala pasada a Jaime, o a quien escribió la carta. El secretario de Transporte ordenó “realizar un desembolso imputado a la cuenta recaudadora de ingresoso (sic) …por el importe de pesos dos millones dosacientos (sic) setenta y dos mil quinientos dos, con sesenta centavos”. Dos errores de tipeo que no fueron corregidos quedaron impresos en la carta que complica a Jaime y lo llevó a una nueva indagatoria por un caso de corrupción.

infobae

Comments

comments