El ex topo de la CIA será aceptado por Moscú mientras sus actividades “no perjudiquen a los EEUU”. Luego intentará viajar a un país de Latinoamérica

Crédito foto: AFP

 

 

“Creo que Snowden anunciará la concesión de asilo político en Rusia”, había anticipado el abogado de Edward Snowden, Sergei Reznik, en declaraciones a la prensa en el aeropuerto moscovita de Sheremétievo, en cuya terminal de tránsito está Snowden desde el pasado 23 de junio.

 

Reznik, que precisó que esas afirmaciones son su “pronóstico particular”, hizo las declaraciones minutos antes de reunirse con Snowden en la zona de tránsito junto a otros abogados y defensores de derechos humanos.

 

Tanya Lokshina, abogada de HRW, y Sergei Reznik, representante del ex espía

 

 

Poco después, la abogada de la organización internacional pro derechos humanos Human Richts Watch Tanya Lokshina reveló que la idea del ex espía es quedarse en Rusia con asilo hasta tanto poder viajar a un país de Latinoamérica.

 

“Sí, ha pedido asilo en Rusia. Quiere quedarse aquí (en Rusia) hasta que pueda volar a América Latina“, señaló Lokshina a la agencia Interfax después de la reunión que mantuvo con activistas de los derechos humanos.

 

Snowden “podría quedarse hipotéticamente en Rusia si (…) renuncia totalmente a cualquier actividad que perjudique los intereses de nuestros socios estadounidenses y a las relaciones” de Rusia con Estados Unidos”, fue la reacción ante el anuncio de Dmitri Peskov, vocero del presidente ruso, Vladímir Putin.

 

Peskov agregó, no obstante, que el Kremlin todavía no tiene confirmación oficial de que el joven estadounidense haya pedido asilo.

 

En el lugar estuvo presenta también Vyacheslav Nikonov, miembro de la cámara baja del Parlamento, quien reveló a los reporteros las intenciones de Snowden después de que él y una decena de funcionarios del gobierno ruso y de dos prominentes organizaciones defensoras de los derechos humanos se reunieron con el ex analista en la zona de tránsito del aeropuerto Sheremetyevo de Moscú,

 

Vyacheslav Nikonov, de la cámara baja del Parlamento moscovita, en el aeropuerto

Al respecto, el Defensor del Pueblo ruso, Vladímir Lukín, repitió la condición impuesta desde un primer momento por Putin de que Snowden debe cesar sus actividades contra EEUU si quiere quedarse en Rusia.

 

“Una cosa es que siga con su actividad actual. Y otra es que pida asilo teniendo en cuenta que no puede perjudicar los intereses de otros países. Todo depende de su postura”, dijo.

 

Comments

comments