Convocó a la empresa y al gremio para mañana. Ya agotaron la instancia de licencias y hay preocupación.Mario Luis Romero – Diario De Cuyo

La situación llegó a un punto límite. Los 6 hornos de la Electrometalúrgica Andina hace rato que no funcionan y hay una boleta de luz millonaria vencida -$4.766.918-, escenario que tiene en vilo al Gobierno provincial y donde ayer confirmó que se meterá a tallar la Subsecretaría de Trabajo. Tanto la empresa como el gremio que representa a los trabajadores fueron convocados para mañana al mediodía en virtud que ya se terminaron las licencias -habían adelantado vacaciones- y las próximas instancias, de no haber una solución urgente, serían avanzar con suspensiones y despidos.

El problema radica en que la fábrica de carburo sanjuanina paga ‘’sobrecostos transitorios de despacho’’ por el servicio de electricidad que, por ejemplo, hacen que duplique la tarifa de su competidora mendocina (en 2012 la EMA abonó 26 millones de pesos más que la otra firma).

‘’El problema va escalando y no queremos llegar a una situación límite que sea la de terciar para evitar medidas drásticas de la empresa, como por ejemplo despidos. Sabemos que hay buena voluntad de las partes y queremos conocer de cerca cómo van a afrontar este problema. Pretendemos hacer un seguimiento de las medidas que se tomen, donde se preserven las fuentes laborales’’, explicó el subsecretario de Trabajo, Roberto Correa Esbry. El funcionario no descartó convocar a la mesa de negociaciones al Ministerio de Infraestructura, que es el que está haciendo las gestiones ante el Ministerio de Planificación de la Nación para conseguir una solución.

La EMA, a decir de su presidente Roberto Carmona, si no salda cuanto antes la deuda con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Camessa) tendría ‘’consecuencias históricas y nefastas para una empresa electrointensiva como ésta’’. Esta situación la conoce el Sindicato Obrero Químico: ‘’Nosotros buscamos preservar las fuentes de trabajo, pero nos preocupa mucho que la solución todavía no aparezca y nos vamos a encontrar mañana (por hoy) con toda la gente que volvió de vacaciones y que no tienen nada que hacer porque está todo parado’’, comentó el secretario general José Gordillo. Hay 340 personas que trabajan en forma directa y otras 700 que lo hacen indirectamente que por estos días ‘’penden de un hilo’’.

Intertanto hay servicios que se fueron recortando: por ejemplo, el colectivo que buscaba a los trabajadores de la fábrica por Rawson, Rivadavia y Chimbas dejó de prestar servicio por falta de pago. A eso hay que sumarle que el bolsón de mercadería que se les entrega a los empleados se está dando en forma discontinua, y que de los tres equipos de ropa de trabajo que les corresponde por año, apenas les entregaron uno.

Comments

comments