Tras los escasos resultados que cosecha hasta el momento el Cedin, un nuevo bono ingresará hoy a los mercados como parte de la ley de blanqueo de capitales. Vencerá en 2016 y pagará un interés semestral del 2%

Se lanza el Baade, la esperanza del Gobierno para captar u$s2.000 millones

Hasta ahora, el Cedin no tuvo los resultados esperados. Por el momento, sólo recogió poco más de cinco millones de dólares del total de cuatro mil millones que el Gobierno esperaba atraer con la ley de blanqueo de capitales. Sin embargo, las esperanzas están puestas en el Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico (Baade) que se lanza este miércoles.

Desde el Poder Ejecutivo calculan que este instrumento puede llegar a reunir hasta dos mil millones de dólares, debido a que puede resultar más atractivo que el Cedin para los inversores. Como todos los bonos, contará con una versión registral y otra caratular. Ambas pagarán un interés semestral del 2% sobre el capital ingresado, vencerán en 2016 y podrán ser emitidas en forma de pagaré (como todos los títulos públicos).

En su versión registral, el Baade podrá ser comprado en cualquier banco de la Argentina, mientras que sólo el Banco Nación podrá emitir la versión cartular del bono.

El oficialismo estima que este instrumento puede tener un número de inversoresinteresados mucho mayor al que tuvo el Cedin, que estaba restringido a la compra de inmuebles, pago de impuestos o adquisición de maquinarias.

Según publica el diario Ámbito Financiero, en el Ministerio de Economía consideran que este bono puede ser útil para los mayores contribuyentes que necesitan blanquear grandes sumas de dinero en negro y ya conocen la herramienta por tener otros títulos de deuda pública.

Se prevé que lo recaudado a partir del Baade sea destinado a inversiones de infraestructura para los sectores del gas y la electricidad, con el objetivo de mejorar la precaria situación en la que se encuentran las empresas Edenor, Edesur y Metrogas.

«Hay que bajar las expectativas»

Aldo Pignanelli, ex presidente del Banco Central, aseguró que no hay gran entusiasmo en el mercado con los instrumentos que emitió el Gobierno en el marco del régimen de blanqueo. «Con el Baade soy un poquito más optimista que con el Cedin, pero para ello no hay que hacer un gran esfuerzo», declaró el especialista.

De acuerdo a su visión, los funcionarios ahuyentan con sus maniobras el interés inversor porque «aprietan» a los operadores para que no compren bonos y luego buscan darle confianza para que ingresen al plan de exteriorización de capitales.

INFOBAE

Comments

comments