20 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

El fracaso de los CEDIN forzó la búsqueda de créditos internacionales

el fracaso de los cedin

El Gobierno ya no quiere ni que le recuerden el tema de los CEDIN. El fracaso es ya estrepitoso. Pero lo cierto y concreto es el Banco Central no esperó más por los Cedines y buscó dólares en Francia.

Tras perder US$ 5.900 millones hasta ahora, el Banco Central debe afrontar los 6 meses más difíciles del año por el pago de vencimientos de deuda, los egresos del turismo y el pago del Bonar VII además de sortear las PASO y las elecciones legislativas de octubre. Sin muchas expectativas en los dólares que puedan captar el Cedin y el Baade, Mercedes Marcó del Pont se aseguró un préstamo por US$ 3.000 millones del Banco de Francia aunque apenas servirá para compensar lo que se perderá de aquí a fin de año.

Los fondos que conseguirá el Banco Central aumentarán las reservas pero se esfumará con el pago del Bonar VII, egresos del turismo y vencimientos de deuda.

Mercedes Marcó del Pont, la titular del Banco Central de la República Argentina, no puede esperar a que se hagan realidad las promesas de Guillermo Moreno –con quien mantiene una sorda disputa por la política monetaria- sobre las divisas que ingresarán a las arcas de la entidad mediante el Cedin y el recientemente lanzado Baade. Moreno prometió unos US$ 4.000 millones por el certificado tendiente a reactivar el mercado inmobiliario, aunque en los últimos días en el Gobierno se conformaban con lograr unos US$ 2.000.

Sin embargo hay un dato clave sobre los Cedin, el viernes pasado la agencia estatal Télam informó que se habían generado Cedines por poco más de US$ 6 millones desde el 1 de julio de los cuales el 30% ya se había canjeado por dólares. O sea, ese porcentaje no quedó en el Central sino que así como ingresó se fue, un dato desalentador en la proyección final.

El instrumento que sí servirá para captar dólares y que no ‘vuelen’ tan rápido como en el caso de los Cedines es el Baade, pero éste recién se presentó la semana pasada, mientras tanto el Central debe prepararse para afrontar la peor parte del año y en medio de la compulsa electoral.

Según revela este lunes 22/07 el diario El Cronista, una delegación del Banco Central viajó a Francia la última semana en busca de dólares (o euros), provenientes de una línea de respaldo crediticio; un mecanismo que el Banco de Francia le otorgó oportunamente a su par argentino y que, sostienen las fuentes consultadas, seguirá funcional de aquí en adelante.

El respaldo francés tiene un cupo, unos US$ 3.000 millones, y son los que pasarán a registrar las reservas argentinas en los próximos meses como una forma de alimentar la alicaída cuenta del Central y reforzar así la gestión de Marcó del Pont en la víspera electoral.

Pero la cifra no alcanza para mejorar las reservas de la entidad, sino evitar que se sigan perdiendo reservas que hasta ahora significó una caída de US$ 5.900 millones.

En principio de esos US$3.000 millones, unos US$2.000 se irán solo por el pago del Bonar VII, los US$1.000 restantes deben afrontar, según los especialistas, un semestre de escasez relativa de divisas comerciales, aún descontando un cierre más agudo del cepo importador, la imposibilidad política de limitar los egresos por turismo y los vencimientos de deuda del Tesoro.

Para los analistas será una caída adicional de reservas de US$3.000 millones, el mismo monto prestado por Francia. Así, las reservas caerían hasta US$35.000 millones para fin de año.

Y en el plano político la intención es llegar a los comicios con una menor inestabilidad en los números del balance del BCRA.

Los préstamos tomados por el Banco Central con los organismos internacionales, cuando aún se gozaba de la asistencia del banco de Basilea (BIS), habían llegado en 2009 a un máximo de US$5.600 millones. En el primer semestre del 2012, el Central terminó de cancelar los últimos US$2.000 millones de deuda que tenía con el BIS, recordó El Cronista.

Desde entonces el banco central de Francia quedó como su único proveedor de préstamos: unos US$ 3.000 millones a principios de este año que empezaron a reducirse repentinamente hace dos meses. En rigor, hoy quedan unos US$1.300 millones.

Comments

comments