26 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Milani firmó el falso sumario por la desaparición de un soldado en 1976

POR DANIEL SANTORO/clarín

Como oficial informante escribió que Alberto Ledo “desertó” durante el Operativo Independencia en Tucumán.

“No tuve ninguna relación” con el desaparecido soldado Alberto Ledo.

“Tampoco lo vi ni lo conocí … En Tucumán se informó que había desertado. Es obvio que no era así”. Los textuales pertenecen al jefe del Ejército, general César Milani, en una entrevista hecha el sábado con el diario Página 12.

Sin embargo, una investigación de Clarín y luego del programa de TV de Jorge Lanata sobre el caso Ledo reveló una serie de indicios que demuestran lo contrario. Y ayer, el propio Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) aportó otro dato contundente: Milani firmó, como oficial actuante, el falso sumario por el cual el Ejército calificó de “desertor” a Ledo en 1976 durante el Operativo Independencia.

El sumario sirvió para tapar ante la justicia militar la desaparición forzada del conscripto en Famaillá, donde tuvieron lugar los episodios más sangrientos del Operativo Independencia que lanzó el gobierno de Isabel Péron en 1975 y continuó la dictadura para aplastar a un batallón del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).

Ledo desapareció el 17 de junio de 1976 cuando salió a patrullar el monte que rodea al pueblo de Famaillá sólo con oficiales y suboficiales. El soldado y Milani, con el grado de subteniente, integraban el Regimiento de Ingenieros de Construcción 141 de La Rioja y habían sido enviados en comisión a Tucumán.

El documento, titulado “Acta de investigación por deserción”, está fechado el 29 de junio, es decir 11 días después de que Ledo fuera secuestrado por militares y su cuerpo hecho desaparecer, y firmado por Milani.

El acta afirma falsamente que Ledo “fugó del vivac que la subunidad tiene instalado en el edificio en construcción en la escuela de Comercio de Monteros” el 17 de junio y al día siguiente faltó a la formación de la mañana.

Luego enumera toda la indumentaria que se llevó (hasta un calzoncillo) y utensilios como cucharas y tenedores. La parodia para la justicia militar llegó al límite de reclamarle 26.544 pesos de esa época a Ledo por el robo de ese material. Pero nada dice extrañamente de su fusil FAL y destaca cínicamente que “ no ha recibido malos tratos ni se le ha hecho carecer de vestuario y la alimentación”.

El acta está firmada por Milani, el sargento ayudante encargado de la compañía de Construcción, Roberto Lotero, y el jefe de la compañía de Ingenieros de Construcción, capitán Esteban Sanguinetti. En la entrevista con Página 12, Milani citó el libro “El Escuadrón Perdido” del fallecido capitán José D’Andrea Mohr que dice que esa noche del 17 de junio de 1976 Ledo “salió tres veces con el capitán Sanguinetti a hacer una recorrida. La última no volvió”.

Pese a que Milani acusa indirectamente a Sanguinetti, otro ex soldado, Alvaro Illanes, dijo a este diario, hace una semana, que “Ledo era el asistente de Milani” en Tucumán. El jefe del Ejército negó que Ledo haya cumplido esas funciones y dijo que en La Rioja pertenecían a compañías distintas, lo que es cierto. Pero en Tucumán estaban en la misma compañía bajo el mando de Sanguinetti. Además, el jefe de Milani en el Regimiento de Ingenieros de Construcción 141 de La Rioja, capitán Hugo Macchi, ya está procesado por secuestros y torturas cometidas en esa unidad. El RIG 141 fue el centro neurálgico de la represión en La Rioja.

El sumario sobre Ledo firmado por Milani está desde hace años en el juzgado federal de Tucumán El fiscal federal de Tucumán Carlos Brito pidió tres veces la indagatoria de Sanguinetti por la desaparición de Ledo pero aún no se concretó. Ahora Milani deberá comparecer en Tucumán y el fiscal decidirá si lo hará como testigo o imputado.

Comments

comments