27 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

El diálogo entre la ONU y Siria sobre armas químicas permite investigación objetiva

El incidente del supuesto uso de armas químicas ocurrió en la localidad de Jan Al Asal, cerca de Alepo, el 19 de marzo de 2013.

Las negociaciones entre la ONU y Damasco sobre el supuesto uso de armas químicas en Siria despejan camino hacia una investigación objetiva, declaró hoy la cancillería rusa.

“Moscú celebra el carácter constructivo de las negociaciones sostenidas en Damasco y los acuerdos conseguidos (…). Además, espera que los expertos de la ONU consideren las conclusiones de sus colegas rusos hechas tras el incidente ocurrido en la localidad de Jan Al Asal, cerca de Alepo, el 19 de marzo de 2013”, señaló.

La alta comisionada de la ONU para el asuntos de desarme, Angela Kane, y expertos internacionales con Ake Sellstrom a la cabeza visitaron Damasco del 24 al 25 de julio para estudiar la posibilidad de investigar en territorio sirio las acusaciones mutuas de las autoridades y la oposición sobre el empleo de sustancias tóxicas.

Una comisión internacional fue instituida a solicitud del Gobierno sirio tras el supuesto uso de una munición química cerca de Alepo el 19 de marzo. Pero la investigación no ha empezado hasta la fecha porque la ONU, presionada por países occidentales y la oposición siria, insistió en inspeccionar también otras regiones de Siria.

Damasco respondió con una negativa temiendo la repetición del “guion iraquí” de búsqueda del arma química, el cual precedió el derrocamiento del régimen de Sadam Husein.

La misión rusa ante Naciones Unidas entregó el 9 de julio al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y a los miembros del Consejo de Seguridad un informe en que expertos rusos, tras realizar la respectiva inspección, afirmaron que fue la oposición la que usó gas sarín cerca de Alepo.

La ONU recibió en total 13 denuncias sobre el empleo de armas químicas en Siria, donde el conflicto armado entre la oposición y las autoridades ya se cobró más de 100.000 vidas.

ria novosti

Comments

comments