29 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

EEUU se apoya en un veterano para encaminar a palestinos e israelíes

Con el largo historial de fracasos negociadores de Medio Oriente, la euforia es un sentimiento que nadie se atreve a permitirse pese al hito que en sí supone el haber logrado que palestinos e israelíes se sienten en Washington una vez más a conversar.

Con el largo historial de fracasos negociadores de Medio Oriente, la euforia es un sentimiento que nadie se atreve a permitirse pese al hito que en sí supone el haber logrado que palestinos e israelíes se sienten en Washington una vez más a conversar.

Mas a pesar de la necesaria cautela, tanto el artífice de este nuevo intento, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, como su jefe, el presidente estadounidense, Barack Obama, se mostraron confiados en que la paz «es posible». Eso sí, subrayaron, siempre y cuando ambas partes estén dispuestas a realizar «compromisos razonables». «El trabajo más difícil de estas negociaciones está aún por delante y me siento esperanzado de que tanto israelíes como palestinos lleguen a estas conversaciones de buena fe, centrados y con determinación», manifestó Obama en un comunicado.

También Kerry, quien lleva a sus espaldas intensos meses de constantes viajes a la región, se mostró cautamente optimista. «Si los líderes de ambas partes siguen mostrando un liderazgo fuerte y una disposición a tomar las decisiones difíciles, así como a realizar compromisos razonables, entonces la paz es posible», señaló ante la prensa. «No es un secreto el hecho de que se presenten numerosas decisiones difíciles ante los negociadores y para sus líderes mientras buscamos compromisos razonables en cuestiones duras, complicadas, emocionales y simbólicas», subrayó.

En todo el proceso «la clave de este esfuerzo será lograr compromisos razonables», insistió y advirtió de las consecuencias de un nuevo fracaso: «Sé que las negociaciones serán duras, pero también sé que las consecuencias de no intentarlo serían peores».

Para ayudar a las partes Kerry confirmó al veterano diplomático y experto en la región Martin Indyk como «enviado especial para las negociaciones de paz palestino-israelíes», es decir, como mediador estadounidense. Indyk «trae a este desafío su profundo conocimiento de la historia del conflicto palestino-israelí», dijo Kerry, en referencia a su larga carrera que, siempre ha estado centrada en Medio Oriente: Indyk fue embajador en Israel en dos ocasiones durante el gobierno de Bill Clinton, época en la que también supervisó desde altos cargos en la Casa Blanca y el Departamento de Estado tanto los Acuerdos de Oslo de 1993 como las negociaciones de paz de Camp David del año 2000.

El veterano diplomático es un hombre «respetado por las dos partes, que saben que ha hecho del proceso de paz su misión en la vida», afirmó Kerry. Es además un hombre «realista» que es consciente de que una paz en la región «no será fácil ni se producirá de la noche a la mañana», agregó. Y, más importante aún, Indyk «sabe lo que ha funcionado y lo que no» en negociaciones previas y es a la vez más que consciente de lo «importante que es hacerlo bien».Clave para esto es, según muestra la experiencia, mantener la discreción. Es por ello que han trascendido pocos detalles sobre la nueva ronda de conversaciones

Comments

comments