22 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Caja MOB: ya no quedan prófugos

Ayer se entregó la escribana Carchano y quedó detenida. Por Leonardo Domínguez – Diario De Cuyo

Luego de permanecer una semana oculta de la Policía, la escribana María Isabel Carchano se entregó ayer en la tarde en la Justicia y de esta forma, la causa donde se investiga una presunta estafa contra la Caja Previsional de Médicos, Odontólogos y Bioquímicos (MOB) ya no tiene prófugos. La mujer está sospechada de intentar teñir de legalidad las supuestas maniobras irregulares que se cometieron contra el patrimonio de la institución y luego de presentarse en el Juzgado de Instrucción Nº 4 quedó detenida.

Carchano había sido mandada a detener por el juez Maximiliano Blejman la semana pasada, pero la Policía la fue a buscar y no la encontró. Desde entonces estaba prófuga, a la espera de que la Justicia le resolviera favorablemente un pedido de eximición de prisión que le garantizara que no iba a quedar presa. La solicitud fue rechazada por el magistrado y si bien esperaba respuesta a su apelación, en horas de la tarde resolvió entregarse.

Una día antes de Carchano se entregó el operador inmobiliario Walter Orrellano, que es otro de los sospechosos de estafar a la Caja MOB. Los dos están en la mira por intervenir en 2011 en la compra de un terreno por el que la entidad pagó 1,3 millones de dólares, cuando en realidad el vendedor y propietario pedía 260 mil dólares. La escribana fue la que hizo el boleto de compraventa de la operación por el total de lo pagado, pero aparentemente fue quien confeccionó también otro instrumento paralelo por el monto más chico.

La presunción de la Justicia es que los involucrados en la operación se dejaron la diferencia. Es decir, a valores de cambio de hoy, nada menos que más de 5,5 millones de pesos.

Otro de los implicados es el odontólogo Luis Minin, detenido desde hace dos semanas, que al momento de los hechos trabajaba en la Caja MOB como integrante de la comisión de terreno. Supuestamente, por las pruebas que hay en la causa, operaba con Carchano y Orellano y fue quien le pagó al vendedor el dinero que pedía. Además, está en la mira por una falsificación de firma en el segundo boleto de compraventa.

Comments

comments