22 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Cristina llegó a Nueva York para la Asamblea de la ONU

POR IGNACIO MIRI/clarín

Arribó a las 7.45 de Argentina. A diferencia de otros años, tendrá un agenda acotada. Mañana dará su discurso. Los temas centrales.

NUEVA YORK. ENVIADO ESPECIAL – 23/09/13 – 09:54

La presidenta Cristina Kirchner llegó hoy a Nueva York para participar mañana de la 68 Asamblea General de las Naciones Unidas. Fuentes oficiales informaron que el arribo se produjo a las a las 6.45 hora local (7.45 de la Argentina). Cristina está acompañada por el canciller Héctor Timerman, el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y el de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro.

En una de las pocas reuniones bilaterales de relevancia que tendría la Presidenta en su viaje, se especula con que hoy podría encontrarse con su par uruguayo José Mujica para tratar el reclamo de la ex Botnia para aumentar la producción sobre el río Uruguay, lo que redundaría, según el Gobierno argentino, en mayor contaminación sobre ambos márgenes.

Será la sexta participación en la Asamblea General de las Naciones Unidas y el viaje más corto de todos los que hizo la Presidenta a Nueva York: mañana, pocas horas después de dar su discurso en el edificio central del organismo multinacional, tomará el avión para volver a Buenos Aires.

En la Casa Rosada admiten que la Presidenta tendrá pocas reuniones esta vez. Hasta ahora, además de su discurso de mañana frente a la Asamblea -la hora todavía no fue concertada, ya que los presidentes suelen pedir cambios de último momento en el cronograma, por las modificaciones de sus agendas- Cristina tenía pautado el encuentro con Mujica.

Fue el propio presidente uruguayo quien avisó que pidió una reunión bilateral para tratar la situación de la papelera UPM (ex Botnia), que solicitó a Montevideo permiso para aumentar su producción de pasta de celulosa desde las 1,1 millón de toneladas anuales que tiene autorizadas a 1,3 millón. Ese reclamo de la planta de Fray Bentos recalentó un problema que los dos gobiernos ya habían enfriado. Incluso, luego de reunirse con el canciller Héctor Timerman, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, amenazó con que “de ser necesario se acudirá nuevamente al Tribunal de La Haya” para frenar el pedido de la pastera finlandesa.

Cristina se alojará, igual que en los últimos años, en una suite del Mandarin Oriental, el establecimiento que se presenta como “el hotel de lujo más increíble de Nueva York”. Desde sus ventanas hacia Columbus Circle se ve, invariablemente, el colchón verde del Central Park, acaso el paisaje urbano más codiciado por los millonarios del mundo.

La Presidenta ya estuvo el mes pasado en la sede de la ONU, cuando acudió a la reunión del Consejo de Seguridad, que la Argentina presidió durante agosto. Allí, Cristina dijo: “No tenemos una postura caprichosa con Malvinas, simplemente queremos que se cumpla la resolución de la ONU, y que se resuelva una cuestión que es litigiosa y controversial”.

La cuestión Malvinas será uno de los temas que tocará la Presidenta en su discurso de mañana, aunque también se espera una referencia al espionaje de Estados Unidos a mandatarios de la región, entre ellos la propia Cristina y la brasileña Dilma Rousseff. Según anticipó la propia Cristina, también se hablará de «los buitres de la deuda» por los fondos especulativos y de los «halcones de la guerra» por la intención norteamericana de intervenir militarmente en Siria.

Hay otra cuestión que despierta la atención sobre la participación de Cristina en la ONU y es conocer qué reacción tendrá la delegación argentina sobre la participación del nuevo presidente iraní, Hassan Rohani, en el organismo. En ese caso, la Presidenta enfrenta una paradoja. El año pasado, en su discurso ante la 67ª asamblea general de la ONU, anunció que emprendería negociaciones con Irán para “avanzar” en la investigación por el atentado de la AMIA, que dejó 85 muertos en 1994. A pesar de las críticas internacionales y locales por llegar a un entendimiento con el régimen entonces dirigido por Mahmud Ahmadinejad, la Presidenta impulsó la aprobación parlamentaria judicial del acuerdo con Irán. Sin embargo, Teherán congeló la aprobación de ese mismo instrumento y dejó al Gobierno argentino pedaleando en el aire. A su vez, el sucesor de Ahmadinejad inició un rápido acercamiento hacia Occidente y se negó que vaya a impulsar el desarrollo de armas atómicas, la cuestión por la cual Estados Unidos y otros países condenaron a Irán por años. Esa nueva actitud de Rohani hacia el mundo, no obstante, no modificó la posición de Teherán frente al acuerdo con Argentina.

Hoy, ese pacto entre Argentina e Irán está vigente aunque paralizado. Los diplomáticos argentinos e iraníes ya avisaron que el acuerdo no se podrá ejecutar hasta que los ministros de Relaciones Exteriores se envíen notas reversales informándose mutuamente que los dos países ratificaron el llamado Memorándum de Entendimiento por la Causa AMIA.

Comments

comments