30 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Coima: hoy se reactiva la causa contra los contadores

En el Juzgado se reanudará la indagatoria de uno de los implicados, a 3 meses y medio del caso. Por Walter Rios – Diario De Cuyo

La causa de los contadores del Estado acusados de pedir una coima a un proveedor del Estado se reactivará a 105 días de que estallara el escándalo. El caso estaba paralizado y hoy a las 9 se retomará la indagatoria de uno de los sospechosos, Carlos Alejandro Correa, cuya declaración se suspendió en 2 oportunidades. El juez Pablo Flores había atribuido el retraso a la trabajosa desgrabación de las escuchas telefónicas que comprometen a los profesionales y uno días después, por pedido de la fiscal, intimó al perito encargado de esa tarea a que entregue el material cuanto antes.

En la causa bajo investigación, además de Correa, también está involucrada la contadora Mariela Fernández Achem. El primero es delegado fiscal (controla los procedimientos de gastos) y quien supuestamente le pidió una coima de 20 mil pesos a un empresario a cambio de no eliminarlo de un concurso de precios por 86 mil pesos para desinfectar al Penal de Chimbas. La segunda trabaja en la cartera de Gobierno y en su estudio jurídico llamativamente le lleva la contabilidad al proveedor que resultó damnificado. La sospecha de la Justicia es que hubo complicidad entre ambos para ejecutar la maniobra.

Los contadores cayeron el 14 de junio pasado y todavía no han sido indagados. Luego de que se suspendiera en 2 oportunidades su declaración, Correa se sentará hoy ante el juez y dará su versión de los hechos, si así lo decide. Después será el turno de Fernández Achem, pero la fecha de su declaración por ahora no trascendió. La instancia es clave porque después, el magistrado debe resolver si los procesa, les dicta la falta de mérito o los desliga definitivamente.

Precisamente, una prueba vital del caso, y que ordenó el magistrado, son las escuchas telefónicas que les hicieron a los 2 sospechosos hablando entre sí y con el damnificado. Luego de 3 meses y medio de la detención de los contadores, según fuentes del caso, la desgrabación aún no está terminada.

Flores había dicho que antes de seguir con la indagatoria a Correa, quería tener lista la transcripción de los diálogos que protagonizaron los sospechosos. Además, hace dos semanas le explicó a este diario que las escuchas tenían un dispositivo de seguridad y que estaban siendo desgrabadas por un procedimiento especial que lleva tiempo. Sin embargo, 3 abogados especialistas en Derecho Penal que tuvieron casos con ese tipo de pruebas se mostraron sorprendidos ante la explicación. Aseguraron que no conocen tales dispositivos y que, generalmente, tras 24 horas de la escucha, ya se puede pasar al papel. De acuerdo a las fuentes, la fiscal Ana Lía Larrea pidió que se intime al perito para que entregue la desgrabación. Y el magistrado accedió y notificó al perito a que entregue el trabajo. No obstante, las fuentes confiaron en que no está lista y no descartaron que la indagatoria de Correa se lleva a cabo directamente escuchando el audio.

Las escuchas son vitales para el caso, porque supuestamente ahí queda de manifiesto el pedido de coima. Además, tras los dichos del proveedor, fueron fundamentales para que el juez decidiera detener a los dos profesionales en un sigiloso operativo que se llevó a cabo en una confitería que está frente al Centro Cívico y en la casa de uno de los contadores.

El caso causó revuelo y una profunda indignación en el Gobierno provincial. El ministro Adrián Cuevas, al frente de la cartera de Gobierno, dijo con molestia que las pruebas son contundentes y pidió que si algún ciudadano es víctima de una maniobra con esta, haga la denuncia para dar con los responsables.

Correa llegó a ser trasladado al Penal y Fernández se vio beneficiada con prisión domiciliaria. Pero los dos fueron, a pesar de no haber sido indagados, como reza la costumbre de los procedimientos judiciales, fueron liberados días después bajo la presunción de que no se fugarán y que no interferirán en la investigación. Si son condenados no irán presos, porque el delito de exacciones ilegales (coima) es excarcelable.

Comments

comments