20 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Alfonsín se bajó de la pelea por el 2015 y ya disparó la interna radical

Mientras cada día se sube un nuevo aspirante a la lista de presidenciables del espacio no peronista, ayer fue el turno de la primera baja. Aunque lo venía insinuando, Ricardo Alfonsín confirmó públicamente que no se anotará en las previsibles primarias abiertas del centroizquierda en 2015, para las que se entrenan desde hace un tiempo Hermes BinnerJulio Cobos y Ernesto Sanz. Y para las que también reservaron número en los últimos días Fernando Solanas y Elisa Carrió.

“Sí quiero participar en el proceso de selección, en la conformación del frente y el alineamiento programático”, declaró el segundo candidato a diputado del Frente Progresista bonaerense por InfobaeTV. Casualmente es el rol que deberá cumplir quien sea electo como nuevo jefe de la UCR en diciembre, cuando vence el man dato de Mario Barletta. Y por eso pasó a ser la nueva meta del hijo del fallecido ex presidente, según admitieron a Clarín dos de sus principales laderos.

Con la jugada de un “renunciamiento” en plena campaña, busca instalar un argumento de hierro para hacer frente a las pretensiones de Sanz, el único que hasta ahora venía caminando las provincias para recolectar los 51 delegados que se necesitan para alzarse con el Comité Nacional. La explicación se simple: al correrse de la competencia por el 2015, Alfonsín adquiere barniz de “neutral” para mediar entre las aspiraciones de los dos mendocinos en carrera. Aunque su verborragia le jugó una mala pasada y cometió el desliz de anticipar su predilección por Cobos, como candidato radical, y Binner como contrincante por el FAP.

Desde el lado de Sanz ya se preparan para rebatirle el argumento. Alegan que si no se puede ser al mismo tiempo candidato y jefe de uno de los partidos de la futura coalición electoral, entonces el santafesino también estaría impedido de jugar por ser jefe formal de su fuerza. “Hay que institucionalizar el nuevo frente y para eso se necesitan partidos conducidos por quienes reúnan el máximo consenso”, dicen. Y describen las extensas giras de campaña de Sanz por distritos que ya le habrían adelantado su respaldo.

Alfonsín tiene más de un motivo para cruzarse en el camino del senador. Por un lado, Sanz le dividió la tropa de Morena, la corriente que armó para su frustrada candidatura presidencial en 2011. Por el otro, el alfonsinismo considera a Cobos más competitivo para ganar la primaria y pelear con posibilidades ante los candidatos del PJ. Como devolución de gentilezas, el ex vicepresidente y sus aliados (como Oscar Aguad) podrían ser impensados socios de Alfonsín.

El polvo de la interna sólo se disipó cuando Carrió alegró por igual a los radicales de uno y otro bando, al confirmar que se someterá a las primarias del espacio.

clarín

Comments

comments