21 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Bronca e impotencia en Jáchal por la muerte de dos bebés prematuros

Muchos se rasgan las vestiduras cuando del niño por nacer se habla, pero a la hora de hacer, prefieren ocupar el tiempo en lo superficial, lo espurio y mediático, dejando que envilezca lo profundo y lo verdaderamente trascendental.

Hace unos días, dos bebés prematuros con más ganas de vivir que la vida misma, fallecieron en la provincia; y en el medio ha quedado más bronca e impotencia que el mismo dolor, ese que desgarra las entrañas.

“Yo voy hablar y voy a dar la cara”, dijo Wilson Díaz, un familiar de los jóvenes padres (23 y 26 años) que hace unos días perdieron a sus bebés. “No le tengo miedo a nadie y no me importa la política. Sólo lo voy a hacer por la vida”, y luego remató, “lo que hicieron ese día fue un desastre”.

La crónica de un infierno

Maira Sheffer, de 23 años, con casi 6 meses de gestación a las 19 horas entró al Hospital San Roque de Jáchal con contracciones y 9 de dilatación. Maira y Federico Ramos (26 años), el papa de los nenes, sabían de antemano que el embarazo de mellizos venía complicado, pero nunca se imaginaron semejante desenlace.

“De entrada nomas había un solo médico de guardia”, contó Wilson. “Llamaron a la pediatra, la cual vino de mala gana. Después cuando tuvieron que trasladar a los bebés al Rawson, no quería ir en el viaje. Yo la escuché decirlo. Es más, el chofer de una de las ambulancias le dijo que se ca­llara”.

Los niños nacieron sobre las 20.40 y según Díaz tuvieron que esperar más de una hora a que llegara la ambulancia de Huaco para remplazar a las dos que tenían que trasladar de urgencia a los bebés hacia el Rawson.

“Yo no lo podía creer”, continuó Díaz, “hasta en un momento nos pidieron que compráramos dos bolsas de agua caliente porque las incubadoras, que estaban en desuso, no funcionaban del todo bien. Entre una cosa y otra salimos recién a las 23 horas hacia San Juan”.

Las muertes y el dolor

Pasando la rotonda, al ingreso del departamento del norte, el primero de los mellizos falleció en una de las am­bulancias. Pese a la pena, Mai­ra, Federico y Wilson, siguieron adelante por la vida del otro chiquito. Pero al llegar a Talacasto, la familia jachallera vivió otro momento incomprensible.

“Suena increíble, pero hicieron un trasbordo de ambulancia, porque según ellos, así está convenido”, contó Díaz: “Yo protesté por lo que estaba pasando, y me dijeron que sólo eran 5 minutos y que no iba a pasar nada; a lo que les respondí que sólo en cuestiones de segundos una vida se puede perder”.

Como si esto fuera poco, el equipo médico de Jáchal pegó la vuelta y Maira con su bebe siguieron con otros médicos que ni siquiera conocían su historial.

Minutos después de haber llegado al hospital Rawson, y luego de haber recorrido un poco más de 170 kilómetros, el otro pequeño murió.

“Se da cuenta porqué hablo”, expresó Díaz “porque estamos pata pa’ arriba”, y luego reflexionó: “Se gasta tanta plata en estupideces y tenemos hospitales deplorables. Me da bronca y sólo por eso hablo. Los jachalleros, como imagino en otros departamentos alejados, estamos desprotegidos y desamparados en materia de salud”, agregó.

“Sabe qué me dijo el médico del Rawson cuando me dio la lamentable noticia, que si esto hubiera pasado en la ciudad los bebés seguirían con vida”, terminó diciendo Díaz.

diario huarpe

Comments

comments