22 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Maduro anuncia que militarizará a medio millón de civiles

 

POR LUDMILA VINOGRADOFF/clarín

Esto ocurre cuando crecen las protestas sindicales por la inflación en alza y la escasez de alimentos. El presidente venezolano dijo que las “milicias bolivarianas” van a quintuplicar su número de miembros.

A partir de ahora y hasta el año 2015 se multiplicará por cinco la fuerza de milicias civiles en armas creada por Hugo Chávez. El anuncio fue hecho por el presidente Nicolás Maduro en las horas más críticas de su gobierno de apenas seis meses, cuando el desabastecimiento de alimentos esenciales y la inflación galopante son dos de las principales quejas de una población cada vez más descontenta.

No ha pasado inadvertido tampoco a los analistas que el jefe de Estado haya acompañado la novedad con una reiterada negativa a levantar el “cepo cambiario” que pesa sobre el dólar y genera una brecha entre el valor oficial y el del mercado paralelo: el oficial está anclado en 6,30 bolívares por dólar, mientras que el paralelo se cotiza en siete veces ese valor.

“Hagamos un esfuerzo especial, se los pido así, para la constitución de los cuerpos combatientes, que es lo que el comandante Chávez llamaba las milicias obreras, las milicias de la clase obrera de los trabajadores. Yo voy a ordenar en el próximo Consejo de Ministros que todos nuestros ministros y ministras se incorporen como milicianos y milicianas de los cuerpos combatientes y fortalezcamos la construcción de los cuerpos combatientes en todos los trabajadores del país”, dijo ayer Maduro al hablar desde el Cuartel de la Montaña, donde se encuentra la tumba de Hugo Chávez, fallecido el pasado 5 de marzo.

Justamente, la intención de Maduro es la de reactivar un viejo plan del ex presidente, quien creó las “milicias bolivarianas” en setiembre de 2009 mediante una ley votada por la Asamblea Nacional dominada por el oficialismo.

Las milicias son cuerpos de civiles voluntarios armados cuya principal finalidad es la de defender el país y colaborar en la custodia del orden. Actualmente, están integradas por unos 120.000 hombres, en buena parte dotados de fusiles como los clásicos Kalashnikov. La iniciativa en marcha ahora, según dijo Maduro, es la llevar ese número al medio millón de integrantes en 2015 y saltar al millón hacia el año 2019.

El clima social y de ebullición creciente que enfrenta el oficialismo da una idea del contexto en el que surge el anuncio. Durante su discurso, Maduro reiteró que Venezuela enfrenta una “guerra económica” de la “derecha oligárquica”. “Todos tienen que tener su uniforme, sus equipos, su armamento, su orientación”, indicó el mandatario. El presidente se explayó: “La milicia es pueblo en armas y es la integración perfecta entre la fuerza armada bolivariana y el pueblo (…) Es fuerza disuasiva para los que tienen sueños locos contra nuestra patria y como fuerza estabilizadora”.

El gobierno ha responsabilizado en los últimos días a la oposición por el creciente descalabro económico, uno de cuyos rostros más visibles es la inflación anualizada que roza el 50%, la más alta de América Latina. Catalogando a sus principales líderes como integrantes de una “trilogía del mal”, Maduro ha acusado al ex candidato presidencial, Henrique Capriles, de “desestabilizar” al país.

Pero hoy, como tras su creación en 2009, los opositores rechazan las “milicias”. El gobierno las llama “pueblo en armas”, pero sus detractores las califican como una “guardia pretoriana” al servicio del presidente que ha militarizado a la sociedad, armando a civiles desde el Estado en uno de los países con la mayor tasa de violencia e inseguridad de todo el planeta.

El Gobierno enfrenta un clima de protestas sociales cada vez mayor, incluso entre los operarios y sindicatos que históricamente respondieron al chavismo. Las municipales de diciembre próximo son un verdadero test electoral en todo el país, que el oficialismo teme perder. Recientemente, el Gobierno dispuso que los milicianos se desplegaran en los supermercados para reforzar la atención a los clientes y ayudar a reducir las colas que se forman por la escasez de alimentos, que perjudica especialmente a los sectores más humildes, el electorado natural del chavismo.

Ayer, ante los reclamos crecientes por la situación social que se desborda, Maduro descartó la eliminación de los controles de cambio y de precios que tienen una década de vigencia y que –según especialistas– provocan severas distorsiones en la economía. El presidente afirmó que quienes solicitan los dólares reservados para los viajeros dentro del control de cambio están “desangrando” al país.

Pese a los controles, la fuga de divisas no se ha detenido. Junto con la inflación galopante se agudizó el desabastecimiento, medido por el Banco Central de Venezuela en 21 por ciento. La cifra indica que 21 de cada 100 productos escasean en el mercado.

Comments

comments